Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Zidane, el relevo definitivo si Benítez acaba se marcha

  • 'Marca' señala que el francés es el elegido por la directiva merengue
'Marca' señala que el francés es el elegido por la directiva merengue
 Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid mantiene en estos momentos su confianza plena en Benítez. Sin embargo, nadie niega que al madrileño le queda poco crédito. Su futuro dependerá de lo que suceda en los próximos partidos, especialmente en el de Mestalla del próximo 3 de enero. Un 'pinchazo' en ese encuentro podría ser clave y marcar un cambio de rumbo en el club, el cual ya está bastante planificado ante una posible eventualidad.

En el conjunto merengue no quieren que nada pille por sorpresa. El deseo es que Benítez cumpla su contrato y consiga muchos éxitos, si bien hay un 'plan B' ya perfectamente trazado por si las cosas no salen como se desean. Y el mismo pasa por Zinedine Zidane. Según 'Marca' el Real Madrid ya ha decidido que el francés sea su hombre si hay cambio en el banquillo, ya que su candidatura presenta un abrumador número de aspectos positivos. Bien es cierto que también han sonado otros nombres en los últimos días como Mourinho, Capello, Víctor Fernández o Conte, pero por unas razones o por otras no han terminado de convecer al presidente.

Así que la opción 'Zizou' atrae por varios aspectos. El principal, porque gusta mucho en el vestuario merengue, ya que se le tiene mucho cariño de su etapa con el primer equipo en la temporada 2013/14. Pero hay más, porque se trata de un hombre de la casa que conoce perfectamente Valdebebas y las instalaciones del club, así como al cuerpo técnico que trabaja cada día en la Ciudad Deportiva. Y además es un entrenador de la total confianza del presidente, quien ya le trajo al club en su etapa de futbolista en 2001.

Por eso Zidane es ya la única opción viable si la situación obliga a una actuación de urgencia, aunque el propio entrenador galo se esfuerza estos días en apoyar a Benítez. Lógicamente él nunca le diría 'no' al banquillo madridista, aunque preferiría que la oportunidad le llegara en verano y para liderar un cambio de ciclo. Si Rafa se va le dolería acceder al cargo de esta forma, pero lo haría con la máxima ilusión y con la intención de comenzar una etapa de éxito y gloria para el club blanco. De ahí que ya aguarde acontecimientos, listo por si se le presenta la ocasión.

 

Es un hombre que conoce el club como nadie y que no necesitaría ningún periodo de adaptación, algo que se valora especialmente teniendo en cuenta el momento de la temporada en el que estamos. De Zidane también se destaca en el club su gusto por un fútbol ofensivo y su buen ojo para los fichajes. Avaló a Varane, insistió en Hazard y medió en el fichaje de Isco.

Las claves de la elección

  1. Es un hombre del presidente desde que fichó como jugador
  2. Tiene el visto bueno del vestuario, al que ya conoce, y es respetado
  3. Conoce el club como nadie y no necesita adaptación
  4. Más difícil todavía

    Esta decisión de Florentino Pérez no hace más que estrechar el cerco sobre el actual técnico blanco. Benítez, que llegó ayer por la mañana a Madrid procedente de Liverpool, donde pasó las fiestas navideñas junto a su familia, regresa hoy al trabajo en Valdebebas en una situación límite y ya con su posible sustituto más que decidido.

    Sobre Rafa pesa un ultimátum en toda regla. Con el crédito agotado, cada partido podría ser el último como técnico madridista. No cuenta con margen de error y todo lo que no sea ganar a corto plazo supondría su destitución fulminante. Incluso, si el miércoles ante la Real el Bernabéu vuelve a ser un polvorín por culpa de una mala imagen del equipo, ni tan siquiera la victoria le podría valer para mantenerse en el puesto.

    A día de hoy Benítez está cogido con alfileres y que Florentino tenga a Zidane en la recámara no le ayuda en absoluto. Más bien todo lo contrario. Principalmente, porque hace tiempo que el presidente blanco tiene la ilusión de ver al francés sentado en el banquillo del Bernabéu. La confianza en él es ciega y lleva años preparándole para dar el salto. Ve en el francés a su Guardiola particular, al hombre capaz de marcar una época gloriosa al frente del conjunto blanco como hizo el extécnico azulgrana.

    Florentino nunca ha escondido su devoción por Zizou ni su deseo de que algún día, bajo su mandato, coja las riendas del primer equipo. Si Benítez no salva la situación, la hora de Zidane ha llegado. Es el elegido.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información