Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid jugó contra 12 y terminó sumando un punto

  • El Real Madrid empató en Mestalla en un encuentro en el que le perjudicó el árbitro de forma clara (2-2).
Valencia 2-2 Real Madrid
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

Después de que el Barcelona se dejara dos puntos ante el Espanyol al Real Madrid se le presentaba una ocasión pintiparada para recortar puntos con los culés. Los de Benítez tenían ante sí una situación idéntica a la vivida después del empate del Barcelona ante el Deportivo y que no supieron hacer bueno ante el Villarreal.

Benítez, que apostó por Kovacic como titular en Mestalla, sabía que era una ocasión que no se podía desperdiciar. Un estadio que, por cierto, homenajeó al técnico blanco y le agradeció sus años como técnico valencianista con aplausos y una pancarta.

Al contrario de lo que pasó en Villarreal la salida del Real Madrid al encuentro fue buena. Dominador con el balón, sin que el cuero quemara en los pies más de lo necesario, los blancos fueron aculando en tablas poco a poco a un Valencia que se veía inoperante ante un Madrid que controlaba el balón y lo mantenía lejos de su área. De hecho, a los 12 minutos el árbitro del encuentro se tragaría un penalti por mano de Abdenour cuando Pepe intentaba un remate dentro del área. No iba a ser su único error en contra del Real Madrid, ya saben, el equipo al que según Simeone le habían “preparado” la Liga.

El partido llegaba a su primer cuarto de hora, momento en el que el mundo se iba a parar ante una obra maestra ejecutada a la perfección por los tres delanteros del Real Madrid. Una asociación entre Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema aunó calidad, precisión y efectividad. El galés la dio de tacón para el portugués que la susurró en dos toques para que Benzema la terminara de acunar a la red con un gran golpeo cruzado junto al palo. Un golazo con tres ‘padres’ que se unieron para hacer el 0-1.

Con el Madrid por delante en el marcador, el ritmo del partido fue bajando poco a poco según se acercaba el descanso. Sin embargo, la recta final del primer acto nos iba a mostrar un giro copernicano de lo que se estaba viendo en el encuentro. Gareth Bale era objeto de un penalti descarado que ni el árbitro ni su asistente vieron. La acción no daba lugar a la duda, el galés recibía una zancadilla que merecía la pena máxima y que volvía a demostrar que la “preparación” de la Liga a favor de los blancos iba viento en popa. Para colmo de males, justo después de esa acción no señalada, Pepe cometía penalti sobre André Gomes (este sí lo vio) que Parejo transformaría en el 1-1 justo antes del intermedio.

Después de una primera parte con un ritmo más o menos vistoso, el segundo tiempo se movió por derroteros diferentes. El partido se volvió más controlado, con menos momentos para la chispa, con más espacio para la táctica y el tratar de no conceder ocasiones al rival.

Ficha técnica

Valencia 2: Domenech, Barragán, Abdennour, Santos, Orbán (Rodrigo 79’), Parejo, André Gomes, Danilo, Cancelo, De Paul (Fuego 87’), Alcácer

Real Madrid 2: Keylor, Danilo, Pepe, Ramos, Marcelo, Kroos, Modric, Kovacic, Bale, Ronaldo, Benzema (Lucas 66’)

Goles: 0-1 Benzema (16’), 1-1 Parejo (p.45’), 1-2 Bale (81’), 2-2 Alcácer (83’)

Árbitro: Sánchez Martínez. Amonestó a Pepe, B arragán. Expulsó a Kovacic (68’)

Estadio: Mestalla.

En las áreas apenas había movimiento, más allá de algún golpeo desde fuera del área de Modric por parte del Real Madrid y de Andre Gomes por parte local. Eso sí, en la primera acción con cierto peligro en área del Valencia Cristiano Ronaldo reclamaba penalti ante la salida del portero local. El árbitro, en su línea, no señaló nada. Una jugada que justo después daba paso a la expulsión de Kovacic por una entrada en el centro del campo. Y es que como sucediera en la primera parte, una acción que el Madrid reclamó como penalti y que no fue señalado como tal dio paso a una jugada que le tocaba el corazón.

El Real Madrid estaba con 10 jugadores, pero tenía la necesidad de buscar un gol que le pudiera dar la victoria. En estas llegaba una de esas jugadas en las que contar con un futbolista menos es algo que se nota menos. Una falta lateral que tocaba Kroos era rematada de cabeza de forma magistral por Bale al fondo de la red. Un golazo que parecía que valdría los tres puntos. Sin embargo, en la jugada posterior al 1-2 el Valencia volvería a poner el 2-2 gracias a un remate de cabeza de Alcácer.

Los últimos minutos de partido fueron un toma y daca final en el que el Real Madrid pudo ganar el partido con un par de jugadas de Bale que estuvieron cerca de terminar en gol. Eso sí, también pudo perderlo en una contra del Valencia que salvó Keylor Navas en el mano a mano con Negredo. Al final, un punto que sabe a poco y que deja un sabor agridulce después de que el árbitro fuera decisivo en la no victoria del equipo madridista.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información