Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Kovacic entró al trapo de las provocaciones de Cancelo

  • Fue expulsado en la segunda parte después de haber tenido ya un encontronazo con él
Fue expulsado en la segunda parte después de haber tenido ya un encontronazo con él
 Defensa Central Defensa Central

En los cuatro meses que lleva en el Real Madrid Mateo Kovacic ya ha tenido tiempo para demostrar bastantes cosas. Entre ellas, que es un grandísimo jugador. Pero también ha dejado claro que en su caso su juventud es un problema a la hora de manejar su 'ímpetu', ya que en ocasiones le cuesta medir la fuerza con la que se desempeña sobre el terreno de juego.

El croata fue la ambivalencia personificada en el Valencia - Real Madrid. Posiblemente jugó su mejor partido desde que es jugador merengue, ya que se ofreció en todo momento a sus compañeros, se asoció, fue vertical y no rehuyó las labores defensivas. Pero todo este buen trabajo acabó siendo empañado por el grave error que cometió en el minuto 68. El centrocampista midió mal a la hora de intentar cortar un contragolpe del Valencia y acabó haciendo una entrada muy dura sobre Cancelo. Así que al colegiado no le quedó más remedio que expulsarle justamente, a pesar de que su criterio estuvo lejos de ser igual en los dos lados del campo.

Y es que este no fue el único 'asalto' en el partido del duelo Kovacic-Cancelo. En la primera parte ambos ya se habían visto las caras, ya que el portugués agredió sin balón al jugador del Real Madrid. El juego estaba parado y el valencianista empujó sin razón a su rival, tirándole al suelo. La reacción del balcánico fue correr en busca de Cancelo con cara de pocos amigos, pero Marcelo le frenó y evitó que el problema pasara a mayores. De hecho, el árbitro Sánchez Martínez no se atrevió a sancionar la acción del luso, a pesar de que como mínimo merecía la cartulina amarilla.

Por lo tanto, Kovacic ya le había cogido la 'matrícula' a Cancedo y posiblemente su entrada posterior fue también producto de la impotencia de ver cómo el trencilla no había hecho justicia con el futbolista ché. Lo que demuestra que el domingo el Valencia estuvo mucho más espabilado que el Real Madrid y supo manejarse mejor en el otro 'fútbol', el de ganarse para su causa al árbitro.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información