Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La plantilla acusaba a Rafa Benítez de falta de ambición

  • Los jugadores no estaban con el entrenador por su forma de entender el fútbol
Los jugadores no estaban con el entrenador por su forma de entender el fútbol
Defensa Central Defensa Central

Rafa Benítez ya es historia del Real Madrid después del desencuentro personal y profesional que vivió con gran parte de la plantilla del equipo blanco. El técnico madrileño no pudo convencer a los jugadores para aplicar su estilo, según ABC, y las quejas por parte de los futbolistas que fueron llegando a la cúpula fueron determinantes para su destitución.

"Benítez no nos dejaba jugar como nosotros sabemos", "somos un equipo para atacar y el míster quería que jugáramos al contragolpe", "cuando marcábamos un gol, nos decía que cediésemos el balón al contrario y nos echáramos atrás"... Son algunas de las acusaciones que, según esta información, los jugadores fueron haciendo llegar a la directiva a medida que pasaban las jornadas. El sentir de la mayoría de los futbolistas era el mismo: Benítez no aprovechaba su calidad e insistía demasiado en aspectos tácticos y defensivos que no eran necesarios teniendo la pelota.

Así fue como se fraguó la salida de Benítez del Real Madrid, debido a la falta de conexión con la plantilla a nivel de estilo. En la plantilla había un sentimiento extraño respecto al entrenador, dado que muchos jugadores no se sentían valorados por su fútbol y los pocos que entendían la forma de jugar que planteaba Rafa no estaban del todo de acuerdo con él. Al final, los jugadores que estaban del lado de Benítez terminaron también confesando que había falta de ambición en sus planteamientos, según cuenta ABC, y eso fue la clave final.

El Real Madrid decidió prescindir de Benítez tras el empate en Valencia porque consideró que esperar a que se jugaran los encuentros ante el Deportivo y el Sporting, ambos en casa, era posponer algo inevitable. Con la Champions casi a la vuelta de la esquina, el club decidió que era mejor despedir ya a Benítez y apostar por Zidane para intentar que el equipo coja buenas sensaciones y confianza antes del regreso de la competición europea.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información