Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Leroy Sané, el niño que se consagró en el Bernabéu

  • DC analiza al habilidoso mediapunta del Schalke 04
DC analiza al habilidoso mediapunta del Schalke 04
Miguel Ángel Díaz-El Análisis Miguel Ángel Díaz-El Análisis

Nacido el 11 de enero de 1996, Leroy Sané ya se ha ganado el respeto en la Bundesliga. Mediapunta habilidoso, de excelente conducción y velocidad ‘supersónica’, este niño ‘fabricado’ en la cantera del Schalke 04 está dispuesto a dar el salto a un grande el próximo verano. Los grandes de la Premier League incluso podrían ‘acelerar’ su salto antes de que termine este mes de enero.

 

La conducción y el regate, sus grandes virtudes

Zurdo cerrado, a Sané le gusta partir desde la banda derecha para atraer rivales en conducción y dejar a sus compañeros libres de marca. Sin embargo, él mismo ha reconocido que su verdadera posición, en la que más disfruta es cerca del área contraria. Sané es un mediapunta hábil, nacido de la nueva escuela alemana de ‘jugones’, que puede decidir un encuentro por su fantástica visión de juego o por su desborde en tres cuartos de cancha.

La presencia de Max Meyer en la mediapunta le ha obligado a desplazarse al sector diestro en el 4-2-3-1 que emplea Breitenreiter. Pero a la ‘perla’ alemana no le importa. Desde ahí, entra en contacto con la pelota, tira ‘diagonales’ mortales y realiza conducciones hacia dentro que terminan en disparo o en un pase interior hacia la segunda línea. Su calidad en la zurda se asemeja a la que le valió a Mesut Özil una plaza en el Real Madrid.

La irregularidad, uno de sus grandes defectos

Aquel gol en el Santiago Bernabéu, que metió el miedo en el cuerpo del madridismo, le lanzó al ‘estrellato’. Sanés es capaz de lo mejor y de lo peor. Atesora las características propias de los genios. Irregular como pocos pero genial como casi ninguno cuando está inspirado. En esta Bundesliga, Sané ha mezclado verdaderas exhibiciones con partidos en los que ha pasado directamente desapercibido.

Su mentalidad fría le juega malas pasadas. La desconexión en los partidos es su gran hándicap, un defecto que, sin duda, puede trabajar y mejorar durante los próximos años. El eje principal de su fútbol está en la calidad. Debe avanzar y trabajar para convertirse en un jugador mucho más completo que le lleve a ser solidario con el compañero y fuerte en lo mental.

El Madrid, un salto demasiado grande por el momento

El Schalke es, por el momento, el equipo ideal para Sané. En un equipo caótico, que juega con mucho vértigo y que le asegura minutos, la nueva ‘perla’ alemana está disfrutando del fútbol. Con apenas 20 años, sería de lo más precipitado sacarle de Alemania para darle un ‘cargo’ de responsabilidad en un gran club.

El joven mediapunta necesita uno o dos años más de fútbol en Alemania. En el Real Madrid, la presencia de mediapuntas consagrados como Isco Alarcón o James Rodríguez le dejan sin espacio apenas. El club le tiene apuntado y no sería descartable cerrar un acuerdo con el Schalke 04 para el verano de 2017, si es que ningún ‘grande’ de la Premier termina por adelantarse.

 

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información