Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El cambio de hábito que quiere implantar Zidane

  • Zidane quiere un Real Madrid que ataque, presione y domine la pelota
Miguel Ángel Díaz-El Reportaje
Miguel Ángel Díaz-El Reportaje Miguel Ángel Díaz-El Reportaje

Se acabó el tiempo en el que el Madrid vivía del contragolpe. Se acabó el especular con el resultado. Se terminó recular hacia la portería propia cuando el marcador te es favorable. Zinedine Zidane tiene muy claro que su Real Madrid cambiará de estilo con el paso del tiempo. Quiere un conjunto dominador, que no le deje la pelota al rival y que busque siempre la portería contraria. Zidane quiere recuperar el ‘ADN’ del Madrid de toda la vida: atacar, atacar y atacar.

 

La actitud sin balón, clave para el sistema funcione

“Todos tenemos que defender. No se puede recuperar la pelota si dos o tres no trabajan”. Zidane fue muy claro en su presentación. El Real Madrid no puede vivir a expensas del rival. El galo quiere un equipo que tenga una sola obsesión sobre el césped: tener la pelota y atacar sin cesar. Pero para ello, el galo tiene clara su primera prioridad: mejorar la actitud del equipo. El Madrid lleva muchos años instalado en la comodidad de ser un equipo conservador, que vive de la velocidad de sus puntas y al que le cuesta mucho mantener la intensidad de balón durante todo el partido.

Con balón, movimiento constante buscando el espacio

Uno de los grandes males del Real Madrid de Benítez era la pasividad en ataque. Los delanteros ‘miraban’ la jugada de espaldas a la portería, los defensas no apretaban arriba y los centrocampistas no encontraban vías de pase. La jugada moría con demasiada frecuencia en un ‘pelotazo’ sencillo para la defensa rival. Zidane insistió casi desde el primer día en un objetivo primordial: “tenemos que ser un equipo que se mueva con y sin balón. Si no, es muy complicado abrir defensas cerradas”.

El nuevo entrenador madridista sabe lo que tiene entre manos. Pocas plantillas en Europa tienen centrocampistas de tanta calidad para dominar los partidos y delanteros que sean tan poderosos tanto en el contraataque como en el juego en estático. Quiere un Madrid dinámico, alegre, con constantes cambios de posición y que busque el gol de manera constante. Bale, Cristiano y Benzema tendrán siempre libertad de movimientos y será muy frecuente ver a Isco acudir a posiciones centrales para crear superioridades por dentro.

No recular, la gran obsesión de 'Zizou'

Condescendencia, conformismo y poco control de balón. Esos eran los grandes males del Real Madrid con Rafa Benítez. Era muy habitual ver como el equipo se echaba atrás con marcador favorable. Zidane quiere ‘desterrar’ ese mal vicio de la plantilla. El Real Madrid tiene capacidad, calidad y físico para dominar los encuentros. Sacar los malos hábitos de la mente de los futbolista es un trabajo, que sin duda, llevará su tiempo ¿Lo conseguirá Zinedine Zidane?

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información