Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La misión del Madrid es clara: volver a ganar fuera

  • Los blancos solo han ganado uno de sus últimos cuatro partidos fuera de casa
Los blancos solo han ganado uno de sus últimos cuatro partidos fuera de casa
Defensa Central Defensa Central

Para asaltar el liderato, el Real Madrid debe encontrar una regularidad lejos del Santiago Bernabéu. De las últimas cuatro salidas en el campeonato doméstico, el conjunto merengue tan solo ha sido capaz de ganar en una de ellas. Fue ante el Eibar, el día que los blancos ganaron 0-2 en Ipurúa.

Este debe ser uno de los objetivos a corto plazo de Zidane. Hay que ganar fuera de casa sí o sí. Empezando por este domingo en el Benito Villamarín. De los últimos 12 puntos en juego lejos del Santiago Bernabéu, el Real Madrid ha sumado cuatro puntos. Un bagaje muy pobre para una entidad que quiere luchar por conquistar el título liguero a final de temporada.

Tras ganar el Balaídos por 1-3, los blancos han jugado cuatro partidos más lejos de la capital de España. El primero en el Sánchez Pizjuán, donde los de Rafa Benítez, entrenador por aquel entonces, no supieron mantener la ventaja obtenida con el gol de Sergio Ramos y se vieron superados por un Sevilla que terminó llevándose el triunfo por dos tantos a tres, con un gol de James al final del choque que solo sirvió para maquillar el resultado.

Tras el 0-4 del 'Clásico' llegó la visita a Ipurúa. Ante el Eibar sí vimos un Real Madrid muy serio, solidario y sólido en todos los sentidos. Los blancos se llevaron los tres puntos de un estadio muy complicado y ante un equipo que está haciendo una gran temporada. Luego fue la visita a El Madrigal. En Castellón, el cuadro merengue cayó derrotado por un tanto a cero, realizando una de las peores primeras partes que se recuerdan entre el madridismo. En la segunda la cosa mejoró bastante, pero no fue suficiente para sacar nada positivo de Villarreal.

La última salida en Liga del Real Madrid fue a Mestalla. El equipo hizo un buen partido y supieron reponerse a la expulsión de Mateo Kovacic. Se llegaron a poner por delante en el marcador a falta de nueve minutos para el final, pero apenas dos minutos después y tras un despiste defensivo, el cuadro ché logró el tanto del empate. Ahora, llega otro partido fuera de casa y los de Zidane tienen que empezar a sacar los encuentros adelante si quieren optar a ganar la Liga.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información