Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid, un equipo más 'recuperador' que 'perdedor'

  • El equipo madridista recupera más balones de los que pierde
El equipo madridista recupera más balones de los que pierde
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

Al Real Madrid no se le da tan mal ‘recuperar’ balones. El equipo madridista suma ya 1778 recuperaciones de balón en 21 jornadas disputadas. Datos que engañan y que demuestran que al Madrid le costó mucho tener el esférico en su poder durante las 18 jornadas en las que Rafa Benítez estuvo sentado en el banquillo madridista.

 

El número de recuperaciones se ha reducido desde que Zidane está en el banco, y no porque el equipo apriete menos sin la pelota-más bien todo lo contrario-sino porque este Real Madrid tiene mucho más el balón en su poder. ‘Zizou’ quiere que su equipo juegue muy arriba, busca un conjunto dominador y que tenga el máximo posible el balón en sus pies. Recuperar la pelota lo antes posible es una obsesión pero lo es más tenerla con criterio, buscar siempre la jugada perfecta y no perderla en situaciones comprometidas.

De hecho, en este apartado, el Madrid también en los tres últimos encuentros; por el momento, en 21 partidos, suma 1617 pérdidas pero con Zidane la seguridad con la pelota es mayor. El equipo combina mejor, con más confianza, los futbolistas buscan el espacio y no el pase al pie y el juego del Real Madrid ha crecido varios puntos. La mejoría física experimentada con el galo es notoria y notable y al conjunto madridista le cuesta menos desplegarse sobre el césped.

Todos estos aspectos deberán pulirse partido a partido, entrenamiento a entrenamiento. El 'míster' tiene muy marcada la hoja de ruta. El ‘traspié’ contra el Betis no ha variado sus pensamientos. Quiere un Madrid que domine al rival y no un equipo que viva a merced del rival. Costará lograrlo pero ya se sabe que “quién la sigue la consigue”….

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información