Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Modric le dio la vida al Madrid en Liga con un golazo

  • El croata marcó un gol en el minuto 85 que le dio la victoria a los de Zidane ante un Granada muy correoso.
Granada 1-2 Real Madrid
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

Si había una asignatura pendiente para el Real Madrid en los últimos tiempos esa era la de ganar partidos fuera del Bernabéu. Y es que desde el pasado mes de noviembre en Eibar, los blancos no vencían un partido liguero lejos de casa, una rémora demasiado importante para un equipo acostumbrado a ganar juegue en la ciudad que juegue.

Por eso, y porque sus dos grandes rivales en la pelea por la Liga ya habían ganado en esta jornada, se hacía imprescindible para el Real Madrid el obtener la victoria en su visita a Granada. Eso sí, a los de Zidane les costó meterse en el partido. El Granada salió fuerte, presionando arriba, y por momentos con capacidad para mantener el balón con posesiones largas.

Con todo, el Real Madrid fue capaz de generar un par de buenas ocasiones de gol antes de la media hora de partido. Una subida de Carvajal por la banda derecha que finalizó con un remate desviado de Benzema y un disparo con la zurda de Cristiano Ronaldo, que se marchó fuera por muy poco tras un gran pase en profundidad de James, fueron los dos avisos merengues.

Isco, Carvajal y Benzema, 'protas' del 0-1

Sin embargo, iba a ser a la tercera cuando el bingo en forma de gol iluminaría el marcador del Real Madrid. En una repetición de la primera jugada de peligro en la meta contraria, Carvajal se pondría el traje de asistente para que Benzema hiciera bueno el centro del lateral blanco y rematara en el primer palo el pase del canterano. La jugada la hizo peligrosa un extraordinario pase al hueco de Isco. Con este tanto, Benzema seguía con su pleno de goles en todos los partidos que ha disputado en este 2016.

La segunda parte del encuentro comenzó con ritmo y con ocasiones de gol. Una por equipo. Primero lo intentó el Granada con un cabezazo de Barral que encontró la mejor de las respuestas por parte de Keylor Navas. La respuesta merengue fue un chutazo de Modric desde fuera del área que terminó en una gran parada del portero local, Andrés.

Benzema perdonó el 0-2

Parecía claro que el Real Madrid necesitaba un segundo gol para dotar de tranquilidad a un partido que, en principio parecía controlado, pero cualquier eventualidad podía transformarse en peligrosa. De hecho, a los de Zidane les tocó sufrir en sus carnes una de esas leyes del fútbol que no están escritas en el reglamento, pero que todo aquel que ha jugado al fútbol conoce y reconoce, la de perdonar una ocasión a tu favor y recibir un gol en contra. En este caso el que ejerció de ‘perdonador’ fue Benzema que erró en el mano a mano ante Andrés tras un estratosférico pase interior de Modric.

Ficha técnica

Granada 1: Andrés; Miguel Lopes, R. Costa, Lombán, Foulquier; Rubén Pérez, F. Rico (Krhin 75’), Rochina; Success, Peñaranda (Doucouré 80’) y Barral (El Arabi 57’)

Real Madrid 2: Keylor; Carvajal (Nacho 85’), Varane, Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, Isco (Kovacic 77’); James (Jesé 60’), Cristiano y Benzema

Goles: 0-1 Benzema (30’), 1-1 El Arabi (59’), 1-2 Modric (85’)

Árbitro: Gil Manzano. Amonestó a Miguel Lopes, Rubén Pérez, El Arabi, Sergio Ramos, Carvajal

Estadio: Nuevo Los Cármenes.

El árbitro, decisivo en el gol del Granada

El Madrid tuvo el 0-2 en sus botas en esa ocasión clarísima de Benzema, y justo a renglón seguido el partido se iba a poner 1-1. El empate llegó, entre otras cosas, porque el árbitro del partido, Gil Manzano, se puso delante de las narices de Modric con tanto tino que fue un obstáculo insalvable para el centrocampista blanco. Fue tan mala la colocación del colegiado sobre el campo que lo que provocó fue la pérdida del balón blanca y una contra finalizada con un remate de El Arabi entre las piernas de Keylor Navas. Los de Zidane tenían por delante 30 minutos para no volver a dejarse puntos lejos del Bernabéu.

Modric, un golazo vital para el Madrid

El Granada estaba poniéndole las cosas muy difíciles al Real Madrid. Los minutos pasaban y el marcador seguía sin moverse. Los de Zidane jugaban con la presión de no poder dejarse ningún punto, de ahí que la recta final del partido nos dejara una de las imágenes de la temporada en forma de gol. Minuto 85, y Luka Modric agarraba un pepinazo desde fuera del área que se besaba con la red de Granada por toda la escuadra. Un golazo que le daba tres puntos vitales al Madrid y que demuestra que a día de hoy Modric no es solo el cerebro blanco, también el conquistador de puntos.

 

Imagen: realmadrid.com

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información