Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sin dinamita

  • El Madrid cae en Turín después de encajar dos goles al comienzo de cada tiempo y no aprovechar sus ocasiones.
Miguel Queipo de Llano - La Crónica Miguel Queipo de Llano - La Crónica

Derrota en Turín, ante la Juve, la maldición continúa. El Real Madrid no supo aprovechar su dominio abrumador en la segunda parte después de que la Juve atinara a marcar en el comienzo de cada tiempo. Los blancos no atinaron con la portería de Manninger excepto en un cabezazo de Van Nistelrooy, pero el equipo anduvo espeso, la pólvora andaba mojada, y dejó escapar tres puntos que tras el empate de Zenit y BATE tienen toda la pinta de resultar intrascendentes. Más se perdió en Cuba, dicen...

El Madrid acusó desde el inicio el cansancio acumulado por la plaga de lesiones que lleva asolando al equipo desde el comienzo de temporada, y que apenas deja coger ritmo a los centrocampistas, y por el derbi ante el Atlético. La Juventus, con una línea de presión muy adelantada, no dejaba a los blancos manejarse con fluidez y sólo la entrada en acción de Sneijder y Van der Vaart les procuraban alguna salida.

Pero cuando el Madrid quiso darse cuenta de esa circunstancia, ya llevaba un tanto en contra, un zapatazo terrible de Del Piero desde 25 metros. El Madrid, por esa presión ejecutada a las mil maravillas por los seis de arriba, apenas tenía el balón y eso provocaba que la defensa no saliera del fondo, porque no tenía tiempo de adelantarse. La Juve, un equipo en crisis que aguardaba la llegada del Madrid como un poco de árnica para sus heridas, se creció de la mano de su público, aunque tampoco se pueda decir que tuviera fútbol: sudor, eso sí, por barriles.

Y suerte, porque la segunda que tuvo, nada más comenzar la segunda mitad y tras un error de Pepe a la hora de despejar el balón, Amauri aprovechó que su remate fue desviado por Heinze para batir a Casillas y elevar el segundo al marcador. Dos llegadas, dos goles. Salió Robben por un Higuaín que no pudo lucirse, y el cambio le dio otro aire al Madrid. Dos centros de Sneijder provocaron dos ocasiones consecutivas, una de Van der Vaart que se marchó fuera por poco y otra de Ramos a la que no llegó por el corte de pelo, y un nuevo remate del holandés fue desviado con apuros por Manninger a córner.

El Madrid empezaba a creer en que la Juve no era tan fiera como la pintaban, y las ocasiones comenzaron a sucederse. Van Nistelrooy volvió a poner a prueba al portero de la Juve, y Sneijder se tropezó con el palo izquierdo de Manninger un minuto después. Van der Vaart, de falta, probó suerte a balón parado sin éxito, la Juve andaba ya completamente diluida, pero con dos goles a favor.

Y en esas llegó el gol de Van Nistelrooy, a centro de Heinze. Quedaban 25 minutos por delante y la torrija juventina, presión inexistente y sin oler el balón, parecía apuntar a que el empate, incluso la victoria, eran posibles. El Madrid cargó con Heinze por la banda izquierda, aunque dios le dio talento sobre todo para defender y no tanto para poner roscas a los delanteros, le salió una vez y ya estaba bien.

Fue el cuento del rondador, todo lo que quedó de partido se lo pasó el Madrid en campo juventino, pero sin encontrar la llave que abriera la muralla defensiva bianconera. Los tres puntos volaron, otra vez Turín, esta vez en el Olímpico, pero esta Champions no ha hecho sino comenzar. En febrero, cuando las cosas se pongan serias de verdad, será otro cantar.

LA FICHA DEL PARTIDO

2 - Juventus: Manninger; Grygera, Legrottaglie (Mellberg 46"), Chiellini, Molinaro; Sissoko, Marchisio (Salihamidzic 37"); Marchionni, Del Piero, Nedved; y Amauri (Iaquinta 78").

1 - Real Madrid: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Cannavaro, Heinze; Sneijder, Gago, Van der Vaart (Drenthe 75"); Higuaín (Robben 54"), Van Nistelrooy y Raúl.


Goles

1-0 (5"): Pérdida del Madrid en el medio campo, Del Piero hace la pared con Amauri y desde 25 metros pega un derechazo imparable para Casillas.

2-0 (49"): Fallo de Pepe en el despeje, el balón le llega a Nedved y su centro lo remata Amauri de cabeza en el segundo palo batiendo a Casillas aprovechando un rebote en Heinze.

2-1 (66"): Centro de Higuaín y cabezazo picado de Van Nistelrooy.

Árbitro: Wolfgang Stark, alemán. Amonestó a Amauri (49").

Incidencias: Estadio Olímpico de Turín, 25.800 espectadores. Antes del partido se guardó un minuto de silencio por el accidente de un autobús de aficionados suizos de la Juventus en los Alpes, en el que fallecieron dos personas.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información