Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Zidane abroncó a la plantilla por la imagen dada en el derbi del sábado

  • 'ABC' ha desvelado algunos de los aspectos en los que incidió el técnico
'ABC' ha desvelado algunos de los aspectos en los que incidió el técnico
 Defensa Central Defensa Central

Zidane habla claro. Es una persona tímida y reservada, pero cuando debe enfadarse lo hace. Y no se corta. Siempre habla desde el respeto, pero tiene la capacidad para que su mensaje cale en las cabezas de sus jugadores. Por eso el mismo sábado tras el derbi el francés tomó la palabra en el vestuario. Y lo hizo para poner 'firmes' a sus futbolistas, porque no le había gustado nada lo que había visto en el campo.

Para el entrenador la gran culpable de la derrota ante el equipo fue la desidia generalizada mostrada por el equipo. Él mismo lo ha expuesto en sus dos últimas ruedas de prensa: sus hombres no metieron la pierna como deberían, por lo que perdieron los duelos que marcaron el resultado final. Así que, según indica el diario 'ABC', fue el tema central de la bronca a la plantilla tras el partido. No esperó al lunes y soltó todo su enfado en el momento, dejándoles clara su falta de esfuerzo y su desencanto con varios de sus jugadores. Cree que la confianza que les está demostrando no le está siendo devuelta con entrega e implicación.

El resto del fin de semana lo empleó en analizar los datos del partido recopilados por su ayudante David Bettoni. Según los mismos, el Real Madrid corrió cerca de 11 kilómetros menos que su rival. 1,1 kilómetros menos por cada jugador. Por eso el lunes retomó la línea de la charla del sábado e incidió en la importancia de tener actitud. Para él solo Keylor Navas, Carvajal y Danilo estuvieron a la altura del partido, mientras que Kroos y Modric naufragaron por la falta de ayuda de sus compañeros. Por eso ya ha advertido a su plantilla, al que no dé todo en el campo le espera el banquillo. Se llame como se llame.

Y es que, como les ha explicado a sus futbolistas, de lo que hagan en los tres meses que quedan de temporada dependerá el futuro de todos ellos y su continuidad en el club. Es una cuestión de orgullo y de profesionalidad, por lo que pretende que el equipo dé su mejor imagen en los dos próximos partidos, ante el Levante y el Celta. Tener ya la Liga perdida no es excusa para él, así que no perdonará más despistes y faltas de actitud. Hay que ganarlo todo, sin excepción. Es lo mínimo que se espera siempre del Real Madrid...

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información