Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Schuster y Ramos hacen las paces

  • El técnico alemán le trasladó ayer su confianza
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
El sábado pasado, en el seno del Real Madrid se encendieron algunos pilotos cuando vieron publicadas esas declaraciones de Sergio Ramos en las que se quejaba amargamente de su situación actual en el equipo. Según el propio jugador, él "se comía todos los marrones", y ponía en duda el sistema de juego del técnico, que casualmente compareció en rueda de prensa ese mismo día. Entonces el alemán no quiso echar más leña al fuego, y ayer extinguió definitivamente las cenizas que aún quedaban.

Según publica el diario As en su edición de hoy, el técnico alemán se vio ayer con Sergio Ramos en Valdebebas, y firmaron la paz tras discutir abiertamente sobre las inquietudes del jugador. El lateral diestro reconoció que "a lo mejor haberlo manifestado a la prensa pudo haber sido un error", pero que "era lo que sentía". Y a su vez, Schuster admitió que "es verdad que falta un extremo", reconociéndole al andaluz que tenía parte de razón en sus quejas. Eso sí, el germano también le tiró de las orejas al recordarle que "las cosas no se arreglan en la prensa", y que su puerta "siempre está abierta para hablar sobre lo que sea".

Una vez que se dijeron todas las cosas a la cara y limaron asperezas, ambos se subieron al mismo carro en pos de una mejor convivencia. "Si no ha podido llegar un extremo hay que tirar con lo que tenemos, y si no puedes atacar y defender, piensa primero en defender" fue la consigna que le dejó Schuster al zaguero. Además, el alemán le dejó claro a Ramos que en el club tienen plena confianza en él. "No dejes de creer en nosotros porque nosotros no lo hacemos en ti", son las palabras que el diario pone en la boca del técnico, y que sentenciaron cualquier polémica existente.

NO HUBO CASTIGO ANTE EL ATHLETIC

Por último, Schuster quiso aclarar también con el zaguero su suplencia el domingo pasado. El alemán le reconoció a Sergio que su suplencia fue porque "el descanso tenía que llegar ya", y que sus molestias y dolencias precipitaron que la rotación llegara ante el Athletic y no más tarde.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información