Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un culé en Almería

  • La Federación le coloca otro árbitro polémico al Madrid
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
Con la polémica arbitral que ha revolucionado el panorama deportivo de la semana aún coleando, el Comité Técnico de Árbitros -y por tanto, también la Federación Española de Fútbol- ya ha vuelto a hacer de las suyas. El domingo tras el partido ante el Athletic, Pedja Mijatovic expresó su "preocupación" por los errores arbitrales que habían perjudicado al club blanco en este inicio de temporada, y esta semana ante el Almería se le presenta un nuevo quebradero de cabeza.

Tal y como publicaba Defensa Central ayer, el triángulo formado por Gaspart, Villar y Arminio amenaza seriamente los intereses del Real Madrid, y ésta ha sido la última demostración patente. Mientras que el presidente de la Federación Española tiene a la Catalana de su parte, con Joan Gaspart y Jordi Pallarés al frente, el Real Madrid sigue en su papel secundario en la Federación. Después de las malas relaciones que dejó Florentino Pérez en su etapa, Ramón Calderón no ha terminado de pulirlas, a pesar de que lo ha intentado desde que llegó al sillón presidencial, y lo está pagando en las últimas fechas.

EL ÁRBITRO DE LOS SIETE PECADOS CAPITALES

Otro que sí que está del lado del máximo mandatario en la Federación Española es Victoriano Sánchez Arminio, el presidente del Comité Técnico de Árbitros elegido a dedo por el propio Ángel María Villar. Bajo los hilos de la Federación, este Comité es el encargado de designar los árbitros para los partidos de Liga, y en el momento más tenso se le ha ocurrido colocar a Bernardino González Vázquez para dirigir el Almería-Real Madrid del próximo domingo.

Nada extraño sucedería si no fuera porque este árbitro de origen alemán es culé declarado, y porque ya ha perjudicado flagrantemente al Real Madrid. González Vázquez fue denominado hace algo más de tres años como el "árbitro de los siete pecados capitales" tras pitar polémicamente un partido entre el conjunto merengue y el Villarreal en el Santiago Bernabéu. Corría la jornada 33ª de la campaña 2003-04 y, con el título de Liga al rojo vivo entre Real Madrid y Valencia, este colegiado estuvo a punto de descartar antes de tiempo a los merengues descaradamente (el partido acabó con 2-1).

REALMADRID.COM CLAMÓ CONTRA EL COLEGIADO

Tal fue el escándalo, que fue la propia página web oficial del Real Madrid la que primero clamó contra el colegiado, publicando un artículo llamado "Los siete pecados capitales de González Vázquez" donde ponía de manifiesto todos los fallos arbitrales del colegiado, y que a punto estuvieron de costarle el partido en un momento crítico del campeonato. Entre otros errores, el árbitro del colegio gallego expulsó a Samuel (minuto 71) y Zidane (97"), sancionó un penalti de Pavón inexistente en contra del Madrid y se comió otro claro a favor por manos de Armando Sá a tiro de Roberto Carlos, lo que le valió susodicho apelativo.

Ahora, cuatro temporadas después, con unas elecciones a la vuelta de la esquina, y de nuevo en un momento crítico de la temporada por las polémicas arbitrales, la Federación y el Comité Técnico de Árbitros vuelven de la mano por sus fueros asignando a este colegiado para el Real Madrid. Habrá que estar muy atentos a la actuación de este germano en el estadio de los Juegos Mediterráneos de Almería. De momento él mismo viene con la X puesta en la espalda, y desde la Federación se han encargado además de que todos los focos se centren en él, quién sabe si para que vuelva a erigirse en el protagonista principal de la película.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información