Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Así juega el Wolfsburgo, el rival de cuartos de final

  • Los puntos fuertes y débiles del equipo alemán
Wolfsburgo, gol, celebración Wolfsburgo, gol, celebración
El Wolfsburgo no irá de 'comparsa' contra el Madrid
Defensa Central Defensa Central

Hablar del octavo de la Bundesliga como un equipo con virtudes realmente peligrosas puede parecer una frivolidad pero el Real Madrid no debería fiarse de un equipo con grandes individualidades en ataque y con una capacidad goleadora realmente alta. Su poderío ofensivo está casi siempre mermado por su endeblez defensiva ¿Qué es lo mejor de este Wolfsburgo? ¿Y lo peor?

Puntos fuertes

El ‘robo’, el contragolpe y la salida por las bandas son las grandes virtudes del equipo de la Wolfswagen. Draxler y Schürrle son verticalidad pura, aunque el ex del Chelsea es más peligroso al ‘espacio’ que el primero. Max Kruse se mueve bien por dentro y sabe encontrar el remate con facilidad y Maximilian Arnold, un zurdo ‘currante’ como pocos, le da estabilidad al juego en la mediapunta. Los disparos y las llegadas de Luiz Gustavo son otro punto fuerte a tener muy en cuenta.

Puntos débiles

Las transiciones defensivas suelen ser el gran ‘drama’ del fútbol alemán. Y en el caso del Wolfsburgo no es una excepción. Los ‘lobos’ no tienen centrales veloces ni mediocentros que sepan leer tácticamente las contras del rival. Las salidas al contragolpe del Real Madrid deberían ser letales para sentenciar incluso la eliminatoria en el partido de ida

Draxler, la gran amenaza

Es uno de los jugadores de más calidad que hay en el fútbol europeo. Siempre lleva la cabeza levantada, tiene una zancada elegante y pese a su estatura es capaz de coordinarse con habilidad para utilizar las dos piernas con parecido éxito. Triunfó en el Schalke y los casi 40 ‘kilos’ pagados por el Wolfsburgo parece que le han merecido a la pena al rival del Madrid en la Champions.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información