Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Así se le gana al Barça en el Camp Nou

  • Las variantes tácticas que maneja Zinedine Zidane
Gareth Bale Gareth Bale
Bale buscará 'romper' al Barça
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

El Real Madrid afronta hoy un partido ‘fronterizo’. En él se jugará algo más que tres puntos, pondrá en juego el orgullo, el valor de la plantilla, la moral y sus posibilidades reales ante una hipotética semifinal o final en la Liga de Campeones. El Barça pondrá a prueba todas las ‘mejoras’ de Zidane en los tres últimos meses. Pero, ¿cómo se le para al Barça? ¿Cuáles son las virtudes y los defectos de los culés? El Informe DC lo analiza al detalle.

El factor clave: ‘robar’ la pelota arriba

Zidane ha insistido siempre en la misma idea: “tenemos que robar el balón muy arriba”. El Barça es uno de los equipos que más sufre si el rival presiona bien arriba en campo propio. Así lo hizo el Atlético de Madrid en el Camp Nou y los de Simeone ‘acogotaron’ a los culés durante 45 minutos.

El Madrid es capaz de hacer una presión equilibrada y si es capaz de ‘robar’, el peligro sobre la portería de Bravo estará asegurado. Porque los blancos son ‘balas’ a la espalda. Un ‘robo’ de Kroos o Modric, un pase rápido de Benzema y Cristiano Ronaldo o Bale pueden plantarse ‘mano a mano’ con el portero azulgrana

¿Cómo se logra realizar una buena presión?

No bastará con presiones individuales, con jugadores que hagan la ‘guerra’ por su cuenta. El Real Madrid tiene que ser un equipo coral, una escuadra que apriete arriba en bloque o que recule en conjunto cuando toque hacerlo. Este Madrid puede mirarse en el ‘espejo’ de la semifinal de Copa 2013, del partido de Liga en 2012 o de las finales de Copa del Rey de 2011 o 2014.

Físicamente, resulta evidente que no se puede soportar una presión en campo contrario durante 90 minutos. Por ello, ser solidario sin balón debe ser fundamental. Los extremos tendrán que ayudar a los laterales y los interiores permanecer atentos a su espalda para cerrar lo máximo posible las incursiones por dentro de Messi o Iniesta que tanto daño suelen hacer al rival.

Si el Madrid tiene la pelota, ganará el partido

La llegada de Zidane supuso un cambio de estilo en el Real Madrid. Los blancos pasaron de ser un conjunto ‘amarrategui’ con Benítez a ser un equipo atacante, con gusto por tener la posesión y por atacar. El galo no se arredra ante nada ni nadie y está dispuesto a disputarle la posesión del esférico al Barça.

Más allá de poder ‘matar’, para el Real Madrid será fundamental aguantar el balón lo máximo posible, para mover al Barça y para, a su vez, descansar con él. Las cartas están marcadas. La táctica está muy clara. Ahora, los jugadores deben ponerla en práctica para intentar llevarse tres puntos de ‘oro’ hasta la Capital de España.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información