Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El 'Clásico' también dejó un pequeño roce en el palco del Camp Nou

  • Según 'OK Diario' la directiva merengue mostró su enfado por el arbitraje
Florentino y Bartomeu en los actos por Johan Cruyff Florentino y Bartomeu en los actos por Johan Cruyff
La relación entre el Madrid y el Barcelona es algo tensa
Defensa Central Defensa Central

El pasado sábado el Barcelona y el Real Madrid se esforzaron por aparentar normalidad en lo que respecta a sus dos directivas. Los responsables de ambos clubes comieron juntas antes del 'Clásico' y compartieron palco durante el choque, aunque la realidad es que las relaciones entre ambas instituciones está lejos de ser la mejor.

Hoy en día lo único que une a los dos equipos es la simple educación que suele haber entre los directivos de dos de los mejores clubes del mundo. Pero poco más. La razón está en las constantes alusiones de Bartomeu y sus hombres de confianza a las supuestas 'manos negras' madridistas a la hora de justificar todos sus males, como la investigación por el fichaje de Neymar. De hecho, las palabras la pasada semana del vicepresidente culé Jordi Cardoner en las que aseguraba que el "Real Madrid fue un club favorecido en la época de Franco" tampoco gustaron nada entre los responsables merengues.

Por ello no faltaron los momentos de cierta tensión en el palco del estadio madridista. El medio 'OK Diario' asegura que el pésimo arbitraje que el Real Madrid sufrió en el 'Clásico' fue la gota que colmó el vaso y que provocó el reproche de un directivo madridista a sus homólogos barcelonistas. "A ver si algún día experimentáis vosotros la sensación de jugar un partido contra once rivales" habría comentado, ante lo que Bartomeu habría esbozado una simple sonrisa y después se lo habría comentado como anécdota a su entorno.

El 'roce' no pasó de ahí, pero expuso el malestar madridista por la que había sido la undécima roja que había visto un jugador del Real Madrid en los últimos 24 'Clásicos'. Un dato que parece salirse ya de la simple casualidad y que hace que el club blanco tenga la 'mosca' detrás de la oreja, aunque en el Barcelona sólo provoque cierta hilaridad.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información