Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Tres madridistas no podrán jugar con el freno de mano

  • Sergio Ramos, Casemiro y Danilo están apercibidos de sanción, pero tienen que dar todo para que el Madrid esté en semifinales.
Casemiro celebra su gol a Las Palmas 2016 Casemiro celebra su gol a Las Palmas 2016
Casemiro y Ramos apuntan a la titularidad.
Diego Vargas Diego Vargas

Tres futbolistas del Real Madrid tendrán que 'jugarse el tipo' ante el Wolfsburgo (si así lo decide Zidane) este martes en el Santiago Bernabéu. Sergio Ramos, Casemiro y Danilo llegan al choque apercibidos de cara a unas hipotéticas semifinales. Tendrán que dar el máximo y, aún así, jugar con la máxima precaución posible para no ver una amarilla.

Lo primero es la clasificación del equipo para semifinales. Y eso ya se lo ha dicho Zidane a sus jugadores, más allá de cuestiones personales. El francés quiere que Ramos, Casemiro y Danilo, si juegan, lo hagan al máximo, con intensidad total y sin miedo a ver una cartulina. Eso sí, también les ha recomendado que no arriesguen cuando no sea necesario e intenten evitar las tarjetas que, valga la redundancia, sean evitables. Si el Madrid llega a semifinales, todos ellos serán jugadores necesarios.

En principio, la idea de Zidane es que Casemiro y Sergio Ramos sean titulares ante el Wolfsburgo, mientras que Danilo se quedaría en el banquillo en favor de Dani Carvajal. El brasileño y el sevillano, por tanto, estarán en riesgo de sanción de cara a unas hipotéticas semifinales. Lo que Zizou quiere de los suyos es cabeza y que no les pase, salvando las distancias, lo que le pasó a Xabi Alonso en Múnich en 2014. El donostiarra, con la eliminatoria resuelta, vio una amarilla que le dejó sin la final de Lisboa.

Zidane habría querido que el Real Madrid resolviera la eliminatoria en el encuentro de ida y que, de este modo, ambos jugadores hubiesen podido forzar la amarilla para entrar en semifinales limpios. No pudo ser y el hecho de que dos hombres tan importantes estén apercibidos supone un problema y un riesgo añadido para el equipo blanco. Aunque lo que preocupa principalmente al club y al madridismo es estar entre los cuatro mejores de Europa, sea con o sin bajas. Ya ha quedado demostrado que la cara B del Madrid también da la talla cuando es necesario.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información