Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El ser o no ser del Real Madrid en esta Champions

  • El Real Madrid se juega ante el Wolfsburgo su pase a 'semis' de Champions con un 2-0 en contra.
Benzema, Kroos y Cristiano celebran un gol Benzema, Kroos y Cristiano celebran un gol
El Real Madrid, a remontar el 2-0 del Wolfsburgo
David Jorquera David Jorquera

‘Ganar por tres goles o más de diferencia’. Esa es la frase a la que hoy se agarra todo el madridismo de cara a la visita del Wolfsburgo, y en mucha menor medida también podría llegar a valer esa que habla de ‘ganar por dos goles (2-0) sin encajar ninguno’ y mandar el partido a los penaltis. Ese es el resumen más simplificado posible de lo que le espera hoy al Real Madrid en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Champions League.

Sin menospreciar al Wolfsburgo

La inesperada derrota por 2-0 en Alemania obliga al Real Madrid a levantar aquella mala noche con una gran actuación. Es cierto que no se habla de remontar un 4-0 o un 5-1 pero hay que tener en cuenta que en la Champions ya nadie te regala nada, por mucho que el equipo blanco, jugador por jugador, sea una escuadra superior a la germana.

Toshack, ejemplo del pensamiento madridista

Como suele suceder después de un mal partido de ida el ánimo ha ido dándose la vuelta en el madridismo conforme se ha ido acercando el choque de vuelta. Ya lo comentó en su momento aquel galés simpático llamado Toshack, inquilino del banquillo blanco durante varias etapas: "Los lunes siempre pienso en cambiar a diez jugadores, los martes a siete u ocho, los jueves a cuatro, el viernes a dos, y el sábado ya pienso que tienen que jugar los mismos cabrones de la pasada semana". Literal. Y es que tras perder en el campo del Wolfsburgo la sensación de la afición era de tenerlo todo perdido, de ser imposible una remontada de un 2-0 y que había que echar a todos los jugadores. Futbolistas y equipo que, por cierto, unos días antes habían ganado el clásico en Barcelona.

El Bernabéu, con su equipo

Por eso, y porque el fútbol es un deporte de extremos en el que se pasa de la cima al suelo en cuestión de segundos, hoy el Real Madrid está más vivo que nunca en la Liga (a 4 puntos del Barcelona) y con la sensación de que se le puede levantar el 2-0 a los alemanes. Para ello, el equipo confía en sus propios recursos y en el apoyo del Bernabéu. Hace tiempo que no se vive una remontada en eliminatoria del Real Madrid y hay muchas ganas de vivirla en directo. Por eso, no habrá un asiento libre en el estadio blanco. Toda ayuda desde la grada será siempre bienvenida en un partido de esta categoría, a pesar de que hay que tener claro que la gente no marca goles.

Cuatro partidos para la gloria

El Real Madrid sigue estando a cuatro partidos de poder ganar la Champions League 2015-16, con la particularidad de que en el partido de hoy no le vale exclusivamente con ganar, sino que tiene que ser una victoria contundente en lo que al marcador se refiere, tampoco una quimera si vemos los partidos que han hecho los blancos en casa desde que llegó Zidane. Por eso, y porque la sensación de que el 2-0 de la ida fue más por demérito del Madrid que por méritos del Wolfsburgo hoy se puede vivir una noche mágica en el Bernabéu. El pase a semifinales de Champions está en juego, un botín demasiado preciado como para perderlo sin dejarse la piel en el intento.


Posibles alineaciones

Real Madrid: Keylor Navas, Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo, Casemiro o James, Kroos, Modric, Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo.

Wolfsburgo: Benaglio; Vieirinha o Träsch, Naldo, Dante, Rodríguez; Luiz Gustavo, Guilavogui; Henrique, Arnold, Draxler y Schürrle.

Árbitro: Viktor Kassai.

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 20.45 (Antena 3).

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información