Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Neymar demostró su mal perder ante el Valencia

  • El brasileño protagonizó la escena más lamentable del partido en el túnel de vestuarios del Camp Nou.
Neymar, Barragán, Valencia, Barcelona Neymar, Barragán, Valencia, Barcelona
Neymar y Barragán
Raúl Gutiérrez Raúl Gutiérrez

Mal perder y malos modales. Neymar demostró que tiene ambas cosas ante el Valencia. El conjunto ché se llevó los tres puntos del Camp Nou y puso contra las cuerdas al Barcelona en la Liga, algo que no sentó nada bien al brasileño. Tras el pitido final, protagonizó dos acciones lamentables.

Todo comenzó en el partido de semifinales de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Valencia en el Camp Nou. Aquel encuentro finalizó con un contundente 7-0 para los locales y con Neymar vacilando a Antonio Barragán, lateral derecho del Valencia. Ese día, el brasileño le llegó a decir a su rival en pleno partido que no era quién para dirigirle la palabra: "Tú te callas, que cobro diez veces más que tú", le espetó, según fuentes valencianistas. Tras el pitido final, las cámaras captaron cómo Neymar bailaba con sorna delante de Barragán, una actitud que ha tenido su castigo este pasado fin de semana.

Y es que después de tener varios encontronazos en el terreno de juego, inclusive tras el pitido final cuando Neymar le dio a Barragán una colleja que no venía a cuento, el lateral derecho se 'vengó' del brasileño: "Hoy no bailas ni haces gambetas", le dijo en el túnel de vestuarios. Y el delantero azulgrana le respondió lanzándole un botellazo. Curiosamente, a pesar de que el colegiado del encuentro, Fernández Borbalán, aún estaba por allí, en el acta no aparece nada del incidente, que sí pudieron presenciar los medios presentes.

Parece ser que Neymar, al igual que sucede con Gerard Piqué, es de esos futbolistas que les gusta vacilar y reírse del rival cuando ganan, pero que no son capaces de aceptar que les pase a ellos cuando pierden. Una actitud lamentable que demuestra la falta de deportividad y de valores que existen en el vestuario culé. Más humildad es lo que les falta a los de Luis Enrique, que están al borde del abismo cuando según ellos estaban acariciando el triplete hace apenas un mes. El karma.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información