Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ya son 30 partidos de 'alegrías' en el Bernabéu

  • El conjunto blanco suma 30 encuentros consecutivos como local en Champions marcando gol.
Cristiano Ronaldo, gol, Wolfsburgo Cristiano Ronaldo, gol, Wolfsburgo
Celebración de Cristiano Ronaldo
Rubén Gómez Rubén Gómez

El Real Madrid tenía claro que si quería eliminar al Manchester City tenía que marcar en el Bernabéu. Es cierto que un 0-0 hubiera mandado el partido a los penaltis, pero seguramente era la fórmula que menos entusiasmaba a Zidane y sus jugadores por el sufrimiento que una tanda de penaltis hubiera podido generar en todo el madridismo.

Por eso, cuando el Real Madrid consiguió batir a portería de Hart el madridismo respiró. Y lo hizo, además, por 30ª consecutiva como local en partido de Liga de Campeones. No en vano, los blancos han conseguido igualar la segunda mejor racha de toda la historia de la Copa de Europa marcando como local, 30 partidos, que tenía el Ajax entre los años 1966-1982.

Y es que el conjunto blanco acumula cinco años consecutivos marcando al menos un gol en su propio estadio. Desde el mes de abril del año 2011 el Real Madrid no se queda sin marcar en su estadio en la Liga de Campeones, una prueba del potencial ofensivo que ha tenido y tiene el conjunto merengue en estas últimas temporadas.

Como el Real Madrid se mueve en ese bonito mar de récords y números históricos, los blancos dejan para la próxima temporada y venideras pendiente el intentar llegar a igualar (y luego superar) el récord histórico de partidos consecutivos marcando en casa en la Copa de Europa que tiene la Juventus. Los italianos estuvieron 43 partidos seguidos viendo portería en su estadio, entre los años 1973 y 2000. Parece que es una gesta que solo puede conseguir un equipo de la grandeza del Real Madrid. 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información