Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid quiere derribar el 'muro' de las remontadas en la última jornada

  • El club blanco nunca ganó una Liga en la última jornada llegando desde atrás
Zidane pide 'cabeza' durante un partido Zidane pide 'cabeza' durante un partido
El Real Madrid nos sabe aún lo que es ganar la Liga en la última jornada
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Si hay un equipo en el mundo que se caracterice por sus remontadas y por su capacidad para atraer la épica ese es el Real Madrid. Los blancos han remontado multitud de partidos y eliminatorias con su carácter y determinación, pero todavía cuentan con un 'debe' importante en esta parcela. Y es que la historia revela que nunca lograron ganar una Liga llegando desde atrás en la última jornada.

Los madrileños saben muy bien lo que es perder el título de la regularidad en el último momento tras iniciar la última jornada siendo el líder. Lo ocurrido en Tenerife hasta en dos ocasiones a principios de los años 90 es la mejor prueba de ello. Una cara amarga del fútbol que el 'karma' aún no ha querido compensar al club, pues el Real Madrid todavía no sabe lo que es ganar la Liga no siendo el favorito en el último partido. En cambio, otros clubes como el Barcelona (cinco veces), el Athletic (tres ocasiones) o el Betis, Atlético y Real Sociedad (una( sí conocen la sensación de remontar a última hora en la clasificación.

Como recuerda este martes el diario 'ABC', hasta en 12 precedentes el Real Madrid llegó a la última jornada liguera con opciones al título y sin ser líder. Y en todas ellas se acabó marchando con las manos vacías, siendo el Barcelona campeón en cuatro ocasiones y el Athletic de Bilbao en otras tres. Aunque eso sí, en los últimos 30 años sólo se vivió una situación similar con el club blanco como protagonista: en la temporada 2009/10, cuando los culés se alzaron con el título mientras el Madrid de Pellegrini no pasaba del empate en Málaga.

Algunos aficionados aseguran que el fútbol debe una al madridismo por lo ocurrido en Tenerife, así que la esperanza será lo último que se pierda antes de que el balón eche a rodar el sábado en Granada y Coruña. El favoritismo evidente es para el Barcelona, pero los de Zidane a sólo dependen de un tropiezo de su rival y los títulos hay que ganarlos y confirmarlos en el campo. De ahí que el objetivo del equipo sea marcar un tanto tempranero en Coruña para que los 'transistores' se encarguen de presionar y poner nerviosos a los Messi, Suárez, Neymar y compañía.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información