Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid cumplió con el reto que se autoimpuso

  • Los blancos han hecho un tramo final de temporada perfecto: 12 victorias de manera consecutiva
Luka Modric en un partido de esta temporada Luka Modric en un partido de esta temporada
Luka Modric
Alejandro Albaladejo Alejandro Albaladejo

Ya avisó Zinedine Zidane tras caer ante el Atlético en el Bernabéu y ponerse a 12 puntos del Barcelona que el Real Madrid no iba a tirar la Liga. Estaba muy difícil, pero un club de estas dimensiones está obligado a ganar siempre. Y así ha sido. 

A partir de ese 27 de febrero la plantilla cerró filas y autoimpusieron el reto de llegar a los 90 puntos. Sabían que la imagen que ofrecieron en el derbi no era digna del escudo que llevan y desde entonces la actitud de los jugadores ha sido totalmente distinta. Ni una sola derrota en el campeonato doméstico en las últimas 12 jornadas que no le han servido para ganar el título, pero sí para demostrar una vez más que el Real Madrid no se rinde.

El objetivo era acabar el torneo doméstico con 90 puntos. Eran conscientes de que solo llegando a esa cifra la Liga se podría pelear, puntuación que finalmente han obtenido. Ha sido una manera de reivindicarse para todos aquellos que dudaban del compromiso de esta plantilla y han obligado al Barcelona a un esfuerzo extra que en un principio parecía que no iban a necesitar. 

La recta final del campeonato no se puede definir de otra manera que no sea magistral. Con victorias importantísimas y de mucho mérito como en el Camp Nou con un jugador menos y con robo incluido del árbitro. Ahora, con la satisfacción del que lo ha dado todo, el Real Madrid debe centrarse en la final de Champions del próximo 28 de mayo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información