Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Zidane afronta la final de Milán con una gran tranquilidad

  • El francés sabe que cuenta con el pleno apoyo de la directiva... pase lo que pase
Zidane grita desde la banda en un partido Zidane grita desde la banda en un partido
Zidane continuará en el banquillo merengue ocurra lo que ocurra en la final
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El sábado 28 de mayo el Real Madrid se jugará la posibilidad de ganar una Copa de Europa. Ni más ni menos. Hace dos años la situación era distinta porque la derrota en Lisboa hubiera podido suponer el cese de Carlo Ancelotti. Pero ahora el contexto es totalmente diferente, por lo que Zidane tiene la absoluta tranquilidad de que no su aprobado no dependerá de lo que suceda en Milán.

En los últimos días hemos 'denunciado' desde este medio cómo el diario 'As' intentaba sembrar dudas sobre la continuidad del francés en el Real Madrid. Porque la única realidad es que el entrenador tiene prácticamente asegurada su estabilidad en el banquillo para la próxima temporada, aún ante la posibilidad de que la 'Undécima' se escape dentro de 9 días. Ya no es una cuestión de ganar o no ganar algún título esta temporada, sino del poso que está dejando Zidane en el club. El de un 'míster' acorde a los valores del equipo, una persona que se ha ganado el respeto de la afición, los jugadores y de la prensa y que ha logrado resultados en un tiempo récord.

De hecho, según señala 'OK Diario' un alto directivo del club ya aseguraba en enero que con Zidane "hay entrenador para muchos años". Y la opinión no ha variado en un ápice. Incluso se ha reafirmado con logros del equipo como la victoria en el Camp Nou, los 12 triunfos consecutivos en la recta final de la Liga o la clasificación para Milán. Por eso los responsables merengues consideran que el galo se merece tener la oportunidad de trabajar al frente del Real Madrid desde el principio de temporada, de forma que pueda confeccionar un plantel a su gusto.

"Zidane es el técnico perfecto para el Real Madrid. Es ganador, tranquilo, profesional y caballero. No se le puede pedir más" indican los responsables blancos. Un 'flechazo' en toda regla que da estabilidad y tranquilidad al de Marsella para preparar la final de la Champions sin la tensión de no saber qué ocurrirá con su futuro. Si él quiere seguirá ocupando el despacho del primer entrenador, ocurra lo que ocurra en Milán. Así se lo ha ganado en estos cuatro meses, aunque por ahora no haya coronado este buen trabajo con un título.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información