Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cristiano seguirá preparando la final con el 'freno de mano' puesto

  • La instrucción al jugador es clara: ni una carrera ni un esfuerzo de más en Valdebebas
Cristiano se retiró así del césped durante el entrenamiento del martes Cristiano se retiró así del césped durante el entrenamiento del martes
Cristiano no hará ningún esfuerzo innecesario hasta el sábado
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

A sus 31 años Cristiano ya es un hombre muy experimentado. Algo a lo que se une el profundo conocimiento que tiene de su propio cuerpo, ya que está acostumbrado a entrenarlo y cuidarlo los 365 días del año y las 24 horas del día. Por eso ha escuchado las señales que en las últimas horas le está mandando este y está decidido a no arriesgar más de la cuenta preparando la final de Milán.

El luso tiene un importante motivo para estar contento estos días: a diferencia de lo ocurrido hace dos años en Lisboa, ahora no está lesionado. Pero eso no quiere decir que no acumule un gran agotamiento físico que se esté traduciendo en pequeñas sobrecargas musculares. El luso lleva un mes sin terminar de tener las mejores sensaciones, principalmente desde que cayera lesionado ante el Villarreal. Y además, por si esto fuera poco, la suerte tampoco parece acompañarle como quedó claro este martes al ser víctima de un choque involuntario con Kiko Casilla.

Su imagen retirándose del campo tras este golpe preocupó al madridismo, pero él mismo se encargó de tranquilizar a todo el mundo minutos después. De hecho, en una entrevista con Josep Pedrerol ha asegurado que estará al "100 %" en Milán. Y para lograrlo ha pactado una 'hoja de ruta' con el cuerpo técnico y los fisios merengues para poner en práctica durante los entrenamientos. Como destaca este miércoles el diario 'ABC', el luso tiene la instrucción de no hacer "ni una carrera o un disparo de un más".

Al fin y al cabo todo es cuestión de las sensaciones que está teniendo el jugador, de nada más. La lesión en el bíceps femoral que le impidió jugar en Vallecas y Anoeta sigue generándole pequeñas molestias, de ahí que en los tres entrenamientos que quedan hasta la final se vaya a limitar a hacer el trabajo físico y técnico más básico. Tampoco va a necesitar más, porque ya demostró en los partidos ante el Valencia y el Deportivo que está en plena forma. El objetivo será que la mantenga hasta el sábado y no sobrecargue sus músculos más de lo necesario. El madridismo le necesita el sábado a pleno rendimiento y en ello está enfocando las 72 horas previas al partido.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información