Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La absurda polémica por el homenaje de Arbeloa a un gran madridista

  • Algunos medios criticaron al 'espartano' sin tener ni idea de sus razones
El homenaje de Arbeloa a un amigo fallecido El homenaje de Arbeloa a un amigo fallecido
Arbeloa le dedicó la victoria a un tuitero merengue fallecido hace tres años
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Opiniones hay muchas. Pero no todas se hacen con juicios de valor y argumentos sólidos. Y esto es lo que le ha ocurrido a muchos antimadridistas con Arbeloa en las últimas horas. El salmantino decidió celebrar la 'Undécima' en las redes sociales con un llamativo "¡HALA MADRID! (hijos de puta)" y faltó tiempo para que muchos saltaran a su cuello para criticarle.

Las críticas llegaron desde todos lados, incluidos los medios de comunicación y las redes sociales. Incluso algunos diarios de Barcelona barajaron la posibilidad de que hubiera hecho referencia a Gerard Piqué por sus últimos intercambios de declaraciones. Pero la explicación era mucho más sencilla y emotiva. Porque Álvaro había querido homenajear al usuario de Twitter Juan Antonio Palomino, alias '@Van_Palomaain'. Un joven madridista de Colmenar Viejo y 31 años que se definía como 'mourinhista' y cuyo lema era "no hay un Real Madrid de fútbol o baloncesto, hay un Real Madrid. Hay un escudo redondito, una camiseta blanca y muchas Copas de Europa".

La magia de Twitter hizo que Arbeloa conociera a este aficionado y entablaran una cierta amistad por compartir sentimientos e ideas similares. Por eso fue un duro golpe para el jugador cuando Palomino fallecía en julio de 2013 en el accidente de tren que tuvo lugar en Santiago de Compostela. Una historia dramática que el 'espartano' nunca ha olvidado, de forma que tanto en Lisboa como en Milán celebró el título recordando a su amigo con una camiseta con el lema 'Live Forever' - el título de la canción favorita de 'Oasis' de Van Palomaain - y con uno de sus gritos de guerra: "¡HALA MADRID! (hijos de puta)".

Se trata de frase sin destinatario definido, pero un símbolo de la lucha merengue contra el antimadridismo que impera en estos días. Por eso Álvaro Arbeloa no insultó a nadie en Milán. Simplemente tuvo uno de los gestos más bonitos de la noche. Un detalle que le honra como persona, por mucho que la ignorancia de algunos haya intentado manipular la realidad de los hechos.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información