Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Arbeloa, un entrenador más en Milán

  • El 'espartano' fue el mejor ayudante de Zidane
Arbeloa, la Undécima, Cristiano Ronaldo Arbeloa, la Undécima, Cristiano Ronaldo
Arbeloa celebra la Undécima con Cristiano
Defensa Central Defensa Central

Álvaro Arbeloa fue casi como el segundo entrenador en San Siro. El ‘espartano’ no dejó al equipo solo ni un instante. Apoyó, animó, estuvo con los más jóvenes, insufló energía en los momentos complicados. En su último día dentro del vestuario madridista, el ‘17’ dio una nueva lección de madridismo. El Real Madrid pierde para la próxima temporada a uno de esos grandes jugadores que no se pueden pagar ni con todo el dinero del mundo.

La ‘caseta’ de San Siro era una fiesta, la euforia se desató tras ganar la Undécima en la tanda de penaltis. Arbeloa estuvo más que nunca encima de los jóvenes: “Disfrutad de estos momentos que no se sabe cuando lo váis a poder vivir otra vez. Ganar una Champions no la van a ganar la mayoría de jugadores”. Arbeloa fue el mejor ayudante de Zidane en San Siro.

Lo fue en la celebración pero también cuando el equipo se jugaba todo en la tanda de penaltis: “Cogió a Marcelo y Lucas Vázquez y les animó y tranquilizó de cara a la tanda de penaltis. Estuvo ejemplar”, según cuenta ABC. La plantilla le acabó cantando: “Álvaro Arbeloa, coge la Orejona”.

Un grande de la historia del Madrid se marcha y deja un vacío importante. Su madridismo no estará presente cuando el equipo más lo necesite. Deportivamente no ha tenido protagonismo esta temporada pero su presencia era algo mucho más importante. Él levantaba al equipo en los peores momentos. El madridismo te echará de menos, Álvaro Arbeloa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información