Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El resumen de la temporada: Modric

  • Así ha sido el rendimiento del croata en la última temporada
Modric en la final de la Champions de Milán Modric en la final de la Champions de Milán
Luka Modric ha sido el líder del centro del campo madridista
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

A sus 30 años Luka Modric se ha ganado por derecho propio ser un futbolista fundamental en el Real Madrid. El croata es el 'cerebro' de la medular merengue y cada vez que se ausenta del campo el equipo lo nota. Sin embargo, por fortuna esta temporada - y a diferencia de la pasada - las lesiones le han respetado lo suficiente como para estar a disposición del técnico de forma habitual.

La temporada del balcánico se puede resumir con una palabra: regularidad. En total ha participado en 44 partidos de los 51 que ha disputado el conjunto blanco en todo el curso, perdiéndose sólo tres choques por problemas físicos. Un dato que contrasta con los más de 30 encuentros que no pudo disputar la temporada anterior por las dos graves lesiones musculares que le afectaron. Así, se puede decir que su año ha sido francamente positivo en lo deportivo, ya que ha podido ser el hombre clave que el equipo echó en falta hace un año en el tramo final de temporada y en la eliminatoria de Champions ante la Juventus de Turín.

Los mencionados 44 partidos se distribuyen entre 2.626 minutos en Liga (32 encuentros) y 904 minutos en la Champions (9 duelos). En ellos Modric aportó un total de 3 goles y 4 asistencias, correspondiendo únicamente un tanto a la competición europea. Unas cifras quizás algo discretas, aunque todo aquel que conoce el fútbol de Luka sabe que es de esos jugadores que aporta mucho más a su equipo que simples números. Y es que el '19' merengue es el hombre que mueve al equipo en la medular y que aporta equilibro a medio camino entre el ataque y la defensa para que todo funcione a la perfección.

El jugador se dispone en estos momentos a afrontar la Eurocopa con la ilusión de poder hacer algo grande con la selección croata. Para él la temporada ha sido realmente larga y agotadora, pero es consciente de que está en uno de los momentos más dulces de su carrera y debe aprovecharlo al máximo. Y mientras tanto al madridismo sólo le queda seguir disfrutando de su juego con otra camiseta, a la par que cruza los dedos para que las lesiones le sigan respetando y le permitan empezar la próxima temporada en plenitud de condiciones físicas.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información