Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pendientes de más pruebas

  • De la Red, en reposo hasta que se confirmen nuevos tests aunque el jugador ha dejado claro que se encuentra "mejor"
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
Tras la tempestad vivida el jueves en el Stadium Gal con el desfallecimiento de De la Red, parece que poco a poco llega la tranquilidad al seno del Real Madrid. Una calma tensa hasta que se confirmen definitivamente los motivos que causaron el desmayo del jugador merengue. De la Red fue sometido a diversas pruebas en el Hospital de Bidasoa la misma noche del encuentro, pero los servicios médicos del club han confirmado que deberán repetirle algunas para certificar los resultados.

El jugador pasó la noche del jueves en el hospital vasco, y llegó ayer a Madrid a la una del mediodía. De momento, los servicios médicos le han recomendado pasar el fin de semana en reposo absoluto, y reanudarán las pruebas médicas el lunes posiblemente. Hasta ahora, no se ha observado ninguna anomalía en los resultados obtenidos, pero será necesario certificarlo para poder garantizar que De la Red siga jugando al fútbol sin ningún riesgo para su salud.

El propio Rubén De la Red delcaró ayer a última hora de la tarde que "tras ver las imágenes entiendo que se haya alarmado la gente. Afortunadamente me encuentro muy bien y quiero dar las gracias a todos los que se han preocupado por mí y a las innumerables muestras de cariño que he recibido", dijo.

¿QUÉ ES UN SÍNCOPE?

El primer diagnóstico apunta a que De la Red sufrió un "síncope agudo por esfuerzo". Un síncope, llamado también desmayo o lipotimia, es la pérdida brusca de conciencia y de tono postural, de duración breve, con recuperación espontánea sin necesidad de maniobras de reanimación. Generalmente, este desmayo puede deberse a problemas cardíacos patológicos, neurológicos, o simplemente por un sobreesfuerzo puntual.

Hasta el jueves, Rubén De la Red no había tenido problemas de tipo cardíaco o neuronal, con lo que es improbable que pueda sufrir alguna enfermedad patológica. Además, según el propio jugador, antes del desmayo sentía algunos mareos, síntoma inequívoco de que el síncope pudo deberse a un sobreesfuerzo puntual, según fuentes médicas consultadas por Defensa Central. Así pues, todo parece apuntar a que el desfallecimiento se quedará tan sólo en un susto monumental, pero no repercutirá mayor gravedad. De ser así, una vez lo confirmen las pertinentes pruebas, De la Red podrá volver a los terrenos de juego en muy corto espacio de tiempo.

Por tanto, nada tendría que ver el desmayo de De la Red con el del fallecido Antonio Puerta. Según los informes médicos de entonces, el jugador sevillista sufría una displasia arritmogénica del ventrículo derecho, que es una enfermedad cardíaca patológica difícilmente diagnosticable. Esta afección causaba el reemplazo del miocardio normal por tejido adiposo o fibroadiposo, y podía desencadenar en la fatídica muerte súbita, tal y como le ocurrió al futbolista andaluz.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información