Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un gran obstáculo en el fichaje de Kanté

  • El fútbol chino se ha lanzado a por el francés ofreciendo 41 millones de euros al Leicester por sus servicios.
Kanté, Francia, Eurocopa Kanté, Francia, Eurocopa
N'Golo Kanté
Raúl Gutiérrez Raúl Gutiérrez

El Real Madrid se ha encontrado con un duro competidor en el mercado para conseguir el fichaje de N'Golo Kanté. Se trata del Shanghai SIPG, equipo de la Superliga China que dirige Sven-Goran Eriksson. El conjunto asiático ofrece 41 millones de euros por el centrocampista francés.

El fútbol chino sigue llamando la atención de grandes estrellas gracias a su potencial económico. El Shanghai SIPG que dirige Eriksson ha sido el último en hacer una demostración de lo que es capaz poniendo sobre la mesa del Leicester 41 millones de euros para fichar a Kanté. El mediocentro galo es uno de los grandes objetivos del Real Madrid, por lo que una oferta semejante es una mala noticia para el club blanco...

El centrocampista de 25 años está centrado en terminar la Eurocopa de la mejor manera posible, mientras los grandes clubes de Europa se posicionan para conseguir su contratación. Al interés del Madrid, la Juve, el PSG o el Arsenal se une ahora el del Shanghai, que está dispuesto a tirar la casa por la ventana teniendo en cuenta que la cláusula de rescisión que figura en el contrato del galo es de 25 millones de euros.

El Real Madrid no quiere que se le escape un nuevo objetivo para la medular. Después de ver cómo Pogba empieza a alejarse, ahora parece que Kanté también podría hacerlo. El club blanco trabajará para que el futbolista del Leicester no se marche a China y sí lo haga con rumbo al Santiago Bernabéu. Zidane ve en él el complemento perfecto para Casemiro, un perfil Makelele para darle más fuerza a la medular blanca.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información