Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El vestuario merengue, ambicioso en la sombra

  • La plantilla está convencida de su capacidad para ganar los cinco títulos
Imagen de una sesión de entrenamiento del Real Madrid Imagen de una sesión de entrenamiento del Real Madrid
El Real Madrid de Zidane quiere hacer historia a lo grande
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Este Real Madrid es capaz de todo. Este es el pensamiento y la idea que reina en el vestuario merengue a seis días de que arranque la Liga. Una ambición máxima producto de las buenas sensaciones que está teniendo el equipo durante la pretemporada, coronadas el pasado martes con una magnífica victoria ante el Sevilla en la final de la Supercopa de Europa.

La conquista de la Champions el pasado mes de mayo ha venido con el premio 'extra' de luchar por otros dos títulos. En el primer está ya en el bolsillo y el segundo - el Mundial de Clubes - se definirá el próximo mes de diciembre en Japón, si bien parece el más asequible de la temporada por la entidad de los rivales. Así, este curso el Real Madrid no solo tendrá que centrarse en las habituales Liga, Champions y Copa del Rey, sino que buscará dosificarse para conseguir algo que nunca logró antes: cinco títulos en una única campaña.

Tal y como destaca 'OK Diario', en el vestuario blanco reina el convencimiento de que son capaces de hacer historia a lo grande. "Este año queremos la manita" aseguran, aunque lógicamente nunca lo expresarán directamente en público para evitar que se les tilde de prepotentes. Se trata más bien de un convencimiento interno, de una forma de motivación propia del grupo para dar lo mejor de sí en los cuatro títulos que resta. Y es que, como recuerdan los jugadores, el año pasado solo un punto les separó de la Liga y en la Copa un error humano les impidió competir como querían.

Los jugadores tienen claro que poseen la calidad y la ambición suficiente para hacer historia. Por eso solo les queda trabajar y tener ese punto de suerte que siempre se necesita para lograr lo máximo en cada uno de los campeonatos. Desde luego, por ganas no va a ser, pues pocas veces un vestuario estuvo tan comprometido como este con su propio club y su entrenador. El campeón de Europa tiene mucha 'hambre' y ahora sólo le queda demostrarlo...



Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información