Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un golazo de Kroos evita un susto para el Real Madrid

  • El equipo blanco se impuso por 2-1 al Celta gracias a los goles de Morata y Kroos.
Gol de Kroos Gol de Kroos
Celebración del Real Madrid
David Jorquera David Jorquera

Después de la exhibición del Real Madrid en Anoeta había mucha expectación por ver lo que podían hacer los blancos en su debut casero en la Liga. Zidane apenas tocó nada, sólo dio entrada  a Modric por Kovacic en relación al equipo inicial que debutó en San Sebastián.

El Celta presionaba muy arriba

A pesar de que el Celta venía de perder en la primera jornada, lo cierto es que los gallegos demostraron desde el arranque del partido que no venían a Madrid como meros comparsas. Así las cosas, a los de Zidane les costaba mantener la posesión del balón porque los visitantes presionaban muy arriba haciendo complicada la circulación de la pelota por parte de los blancos.

Modric, con tres grandes remates

El que mejor supo interpretar la forma de hacerle daño al Celta fue Modric. De hecho, el croata fue protagonista de las tres ocasiones de gol que tuvo el Real Madrid en el primer acto y todas ellas estuvieron cortadas por el mismo patrón, lanzamientos desde fuera del área. El primero de ellos en el minuto 14, con blocaje de Sergio, el segundo fue un zapatazo tras dejar sentado a un contrario que se estrelló contra el larguero, y el último un golpeo de primeras tras una dejada de Bale bien despejado por el portero visitante.

El Madrid no encontraba la tecla

Lo cierto es que el Real Madrid no terminaba de sentirse cómodo en el partido. Asensio no terminaba de aparecer, Bale no tenía espacio para correr a la espalda de la defensa y Morata intentaba aprovecharse del juego de espaldas sin éxito. Tampoco Carvajal y Marcelo terminaban de dar con la tecla que zarandeara a un Celta muy buen puesto durante el primer acto. 

Mal inicio de segunda parte

El paso por los vestuarios no aclaró demasiado el panorama para el Real Madrid. De hecho, durante los tres primeros minutos de la reanudación fueron los vigueses los que acularon en tablas a un equipo, el de Zidane, que no terminaba de quitarle el balón al Celta. Un pequeño ‘run run’ se apoderó del Bernabéu después de una acción ofensiva de los visitantes.

Bale, al larguero

El Madrid tomó nota del aviso y pareció auto convencerse  de que necesitaba una marcha más si no quería tener problemas en el partido. Bale, en un gran lanzamiento de falta, estuvo muy cerca de abrir el marcador, pero entre Sergio y el larguero evitaron que el Bernabéu cantara el primer gol de la noche.

Morata abría la lata

El Celta se había salvado, pero la sensación en el estadio empezaba a ser favorable al Real Madrid. Los de Zidane estaban presionando bien a un Celta que ya no salía con tanta facilidad como antes. De hecho, fue fruto de una presión muy arriba de los blancos al portero visitante la forma en la que llegó el 1-0. Tras robar el balón, Modric le puso el cuero a Asensio dentro del área. El mallorquín intentó resolver con sutileza ante Sergio, que logró rechazar, sin embargo el que sí estuvo atento y rápido fue Morata para cazar ese balón e introducirlo con un fuerte zurdazo cercano al punto de penalti.

Orellana daba la sorpresa

El Madrid había logrado lo más difícil, adelantarse en el marcador ante un rival que estaba haciendo un gran partido. Sin embargo, cuando el viento soplaba de cola para la máquina blanca, el Celta tuvo un coletazo en forma de remate lejano de Orellana que terminó en la red de la portería madridista. A los blancos les volvía a tocar remar.

Kroos salvó los puntos

Los minutos empezaban a caer como losas sobre las espaldas de los jugadores del Real Madrid. Bale intentó romper la igualada con un cabezazo centrado que sacó Sergio como pudo. Sin embargo, la recta final del partido nos iba a dejar uno de los mejores goles de la temporada, el típico made in Kroos. El alemán aprovechó una buena presión de James primero, y un toque suave de Lucas después, para pegarle de primeras desde la frontal junto al palo para hacer un golazo que terminó valiendo tres puntos de oro para el Real Madrid. 

Ficha técnica

Real Madrid 2: Casilla; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Modric (James 69’), Casemiro, Kroos; Asensio (Lucas 60’), Bale y Morata (Mariano 76’)

Celta 1: Sergio, Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Jonny, Radoja (Sisto 85’), Wass, Bongonda, Pablo Hernández, Orellana y Guidetti (Aspas 72’)

Goles: 1-0 Morata (59’), 1-1 Orellana (66’), 2-1 Kroos (81’)

Árbitro: De Burgos Bengoetxea. Amonestó a Hugo Mallo, Jonny

Estadio: Santiago Bernabéu.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información