Ir a versión clásica Ir a versión móvil
05 septiembre 2016

Gareth volvió a ser el Rey

  • Asistió en el primero y marcó el tercero y el cuarto en la victoria de su equipo ante Moldavia
Bale contra Moldavia Bale contra Moldavia
Gales 4-0 Moldavia
Alejandro Albaladejo Alejandro Albaladejo

Partido cómodo para Gales. Los británicos debutaban en la fase de clasificación para el Mundial contra Moldavia en casa y los puntos se quedaron en el Cardiff City. Vokes abrió el marcador de cabeza gracias a un espectacular centro de Gareth Bale y Joe Allén anotó el segundo al borde del descanso. En la segunda mitad, dos goles del futbolista blanco completaron al goleada.  

Moldavía saltó al terreno de juego con la única idea de no encajar. Gales, una selección que acostumbra a contragolpear, aceptó el reto y se hizo con el control del partido desde el primer minuto. Eso sí, las ocasiones no terminaban de llegar. Apenas una falta de Gareth Bale que se marchó muy desviada y un disparo de Ledley en el minuto 14 que atrapó sin problemas el cancerbero visitante. 

Fue a partir de la media hora de juego cuando Gales metió una marcha más al partido. Los de Coleman no querían marcharse al descanso con empate en el marcador y comenzaron a crear ocasiones más claras. Bale fue el que abrió la veda en el 30. Un centro-chut del futbolista del Real Madrid se marchó rozando el palo. Solo fue un aviso de lo que ocurriría apenas unos minutos después. En el minuto 38 Bale sacó a pasear su exquisita pierna izquierda para ponerle el balón en la cabeza a Voke, que tan solo tuvo que dejar que el esférico le golpeara la testa.

Asistencia espectacular del crack que valió para encarrilar el encuentro. En el 43, Gareth lo volvió a intentar desde lejos con uno de sus clásicos disparos, pero el meta moldavo estuvo atento y lo desvió a córner. Precisamente a raíz de ese saque de esquina llegó el segundo tanto. Cebanu erró en la salida y Joe Allen, con un disparo seco al borde del área grande, puso el 2-0. Así se iban al descanso. 

La segunda parte empezó igual que acabó la primera. Con Gales como dominador absoluto del partido. No iba a tardar en llegar el tercero. En el minuto 50, un defensa de Moldavia regaló el balón a Gareth Bale en tres cuartos de campo. El merengue se deshizo de su marcador por velocidad y batió al portero picando en esférico. Un tanto marca de la casa.

A partir de ese momento, Gales bajó considerablemente la intensidad y dejó que los minutos fueran pasando. El partido lo tenían perfectamente controlado y con la suficiente ventaja como para dejarse llevar un poco. En el 94, otra vez el jugador blanco, esta vez de penalti, anotó el cuarto. De esta forma, los británicos sumaron sus tres primeros puntos en el camino que les debe llevar al Mundial de Rusia. Otra vez con un Gareth Bale imperial. 


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información