Ir a versión clásica Ir a versión móvil
18 septiembre 2016

El líder sigue con puño de hierro en la Liga

  • El Real Madrid se impuso por 0-2 al Espanyol gracias a los tantos de James y Benzema.
Gol de James Gol de James
Gol de James
David Jorquera David Jorquera

Con el calendario apretando y sin los dos jugadores con más papeletas para marcar goles, Cristiano Ronaldo y Bale. Bajo estas premisas se presentaba el Real Madrid en el campo del Espanyol con un único reto, conservar el primer puesto en solitario de la Liga.

Zidane, apuesta por los centrocampistas

Era evidente que sin la presencia de dos tercios de la ‘BBC’ y con Morata empezando en el banquillo, Zidane apostaba por un equipo de centrocampistas. Juntar de inicio a Modric, James, Asensio y Lucas era un brindis al balón, al toque y a la apertura a bandas. La línea maestra del francés pasaba esta vez más por eso que por la punta de velocidad y las rápidas transiciones.

Lucas, primer aviso

Pronto empezaba Lucas a demostrar las cualidades que tanto lució en el Espanyol para ganarse su vuelta al Bernabéu. Seis minutos de partido y una internada suya por la derecha terminaba con un centro-chut rozado por la defensa y que lamía el poste derecho de la meta de Diego López.

Casilla sacaba el gol local

Sin embargo, la primera gran ocasión del partido sería local. Baptistao aprovechaba un exceso de endeblez de la zaga blanca, especialmente de Pepe en un salto, para quedarse delante de Kiko Casilla. El delantero local no tuvo mucha precisión en su golpeo y el portero merengue estuvo hábil para sacar la pierna y desviar lo que podía haber sido el 1-0.

Casemiro, lesionado

Zidane había decidido dar descanso a Kroos aunque al germano le duró poco tiempo su estampa en el banquillo de los suplentes. Apenas 18 minutos ya que tuvo que entrar por Casemiro tras recibir éste un golpe en el gemelo por parte de Diop. El brasileño intentó mantenerse en el encuentro, sin embargo, tras probarse varios minutos dio la negativa. No podía continuar y el hielo pasaba a ser en ese momento su compañero de viaje.

Mejoría del Madrid

Bien es cierto que con el paso de los minutos, más esa irrupción inesperada de Kroos, el Madrid fue dando pequeños pasados hacia adelante. Presionaba más arriba y también robaba más cerca del área local. De hecho, Benzema veía cómo le anulaban un gran gol en forma de remate de cabeza por fuera de juego.



James, gol psicológico

El encuentro se encontraba ya pleno en descuento y el 0-0 parecía inamovible. Sin embargo, James Rodríguez iba a marcharse de dos contrarios, el segundo de ellos con un túnel, y después pegaría un zapatazo cruzado desde fuera del área que terminaría en la red del Espanyol. Primera titularidad en la Liga y desafío completado en forma de gol para un Madrid que le necesitaba de forma especial en un partido trabado como este. James respondía en el campo y Zidane aplaudía en la banda. Todos felices. 

Benzema, cerca del gol

El paso por los vestuarios no varió demasiado a la dinámica del partido. El ritmo no era alto, pero el suficiente como para que el Madrid se sintiera cómodo y sin demasiada incomodidad. De hecho, los de Zidane estuvieron a un paso de dejar cerca de la sentencia en el partido con un gran remate de Benzema a la media vuelta que sacó Diego López por instinto. 

Karim remataba una gran jugada para el 0-2

El francés se había quedado a un suspiro de marcar, sin embargo, no se iba a marchar del partido sin encontrarse con el gol. Una jugada generada y moldeada por la banda derecha, con Carvajal como iniciador y Lucas Vázquez como asistente, terminó con un gran desmarque de Karim al primer palo y un remate al primer toque certero y preciso contra la red de la meta del Espanyol. Un gol con sabor a sentencia de partido. 

Casilla, entonado

El partido estaba visto para sentencia y sólo algún error o conato de relajamiento del Real Madrid podía darle emoción al choque. Fue precisamente un fallo de Kroos a la hora de intentar sacar el balón desde atrás la forma en la que el Espanyol estuvo más cerca de marcar. Caicedo se topó primero con Pepe y al golpear en un segundo intento se encontró con una gran intervención de Casilla para desviar un balón que buscaba la escuadra. 

Final sin sobresaltos

Los minutos finales del partido, con el público desfilando en las gradas, fueron un toque de balón constante del Real Madrid. El juego de las ‘cuatro esquinas’ se apoderaba del partido. El objetivo de los blancos, más allá de los puntos que se daban ya por ganados, era no ampliar la nómina de posibles bajas de cara al encuentro del próximo miércoles ante el Villarreal. Al final no hubo mayores sobresaltos y el Madrid continúa con puño de hierro en la Liga. Pleno de victorias y liderato en solitario. Misión cumplida. 

Ficha técnica

Espanyol 0: Diego López; Javi López, Duarte, David López, Víctor Sánchez; Hernán Pérez, Roca (Reyes 83’), Diop, Piatti (Vázquez 10’); Baptistao y Gerard Moreno (Caicedo 65’)

Real Madrid 2: Kiko Casilla; Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo; Casemiro (Kroos 18’), Modric, James (Isco 62’); Lucas Vazquez, Benzema (Morata 71’) y Asensio

Goles: 0-1 James (45’), 0-2 Benzema (70’)

Árbitro: Hernández Hernández. Amonestó a Ramos, Hernán Pérezm Duarte, Diop, Javi López, Carvajal

Estadio: RCDE Stadium

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información