Ir a versión clásica Ir a versión móvil
27 septiembre 2016

El gafe amarillo sigue afectando al Real Madrid

  • El equipo blanco había tropezado en los últimos dos partidos con equipos que visten de amarillo
Toni Kroos en el partido contra Las Palmas Toni Kroos en el partido contra Las Palmas
Toni Kroos
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid no ha podido terminar con el gafe amarillo este miércoles ante el Borussia Dortmund. Después de los tropiezos ante Villarreal y Las Palmas, el equipo alemán ha sacado otro empate a los de Zinedine Zidane.

El color amarillo es considerado el color de la mala suerte en algunos espectáculos, como en el teatro. En el fútbol, hay también supersticiosos a los que no les gusta jugar de amarillo (no olvidemos el caso de Luis Aragonés). Y el madridismo había empezado a creer en gafes tras los últimos dos pinchazos ligueros, ante Villarreal y Las Palmas, dos equipos que visten de ese mismo color.

El Borussia Dortmund alimentó en la previa de la visita merengue al Signal Iduna Park la superstición, afirmando que a los blancos no se les dan bien los equipos que visten de amarillo. Y, fuera o no fuera por gafes, Zidane ya había advertido a su equipo de las complicaciones que tendrían para ganar en Dortmund.

El problema es que el Real Madrid no ha conseguido sumar tres puntos que siguen engordando ese gafe. Menos mal que el próximo encuentro es contra el Eibar, aunque visto lo visto igual opta por sacar una camiseta amarilla.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información