Ir a versión clásica Ir a versión móvil
01 octubre 2016

300 ultras polacos viajarán a Madrid

  • En el Real Madrid quieren evitar los altercados
Ultras del Legia de Varsovia Ultras del Legia de Varsovia
Aficionados del Legia
Defensa Central Defensa Central

La UEFA ha decidido que el Legia Varsovia- Real Madrid que se jugará el próximo 2 de noviembre se dispute a puerta cerrada por el mal comportamiento de los ultras del equipo polaco. Pero ahí no se acaba el problema, pues en el Real Madrid se muestran preocupados por el encuentro de vuelta dos semanas después.     

Según publica el diario AS, el Legia habría pedido al máximo objetivo del fútbol europeo nada más y nada menos que 4.000 entradas para que sus aficionados se acerquen al Santiago Bernabéu. De esa cifra, cerca de 300 billetes irían a parar a aficionados radicales.

Esta situación preocupa bastante en el seno del conjunto blanco. Se conoce la radicalidad de estos ultras y se desea tener una jornada tranquila antes, durante y después del choque. Para ello, no dudará en contar con toda la seguridad que se considere necesaria. 

Los ultras del Legia están reconocidos como algunos de los más peligrosos de su país y es por eso que el actual campeón de Europa debe tener el máximo cuidado. En este caso, tan importante es la victoria como la seguridad de todos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información