Ir a versión clásica Ir a versión móvil
12 octubre 2016

Pékerman no reconoce la metedura de pata de Colombia con James

  • El seleccionador cafetero asegura que el Madrid "dejó viajar" al jugador
Pékerman charla con James en la banda durante un partido Pékerman charla con James en la banda durante un partido
Pékerman no se arrepiente de haber hecho viajar a James
Defensa Central Defensa Central

El seleccionador de Colombia, José Pékerman, analizó el martes en rueda de prensa todo el episodio protagonizado en los últimos días por James Rodríguez. Así, el técnico no reconoció el error de su federación al hacer viajar al futbolista en balde e incluso recalcó que el Real Madrid permitió que el '10' hiciera este trayecto.

En las palabras del argentino no hubo ni el más atisbo de arrepentimiento, ya que incluso aseguró que el asunto "se resolvió correctamente". "Son situaciones que se presentan y que van a pasar. Se trata de un jugador extraordinario, con el que se toma mucha trascendencia cualquier cosa que suceda, pero el mecanismo reglamentario de las selecciones en fecha FIFA es que los jugadores convocados tienen un compromiso que ningún club puede denegar, ya que el futbolista es de la selección en ese momento" ha explicado.

Así, exculpó al centrocampista, de quien dijo que "el jugador puede ser de un club, que es donde trabaja y juega, pero también tiene un compromiso con la camiseta de su selección y cumple. Así que él hizo lo que hacen todos los futbolistas en esta etapa cuando están en la selección. Tuvo una molestia, el club lo revisó y lo autorizó a viajar. Si hubiera tenido una lesión gravísima no hubiera viajado y el Real Madrid lo dejó".

Por ello Pékerman concluyó el asunto indicando que "creo que el relato ha sido así, por lo que quiero destacar el compromiso de James, como lo hacen todos. Los jugadores colombianos lo valoran y saben que en la selección se toman las decisiones correctas".

Lógicamente el seleccionador defiende sus propios intereses, aunque en este caso ha empleado cierta demagogia. Y es que el futbolista no tuvo molestias, sino que estaba lesionado. Por eso lo justo hubiera sido que la federación colombiana hubiera pensado en el jugador y le hubiera ahorrado esas decenas de miles de kilómetros de viaje. Evidentemente tanto James como el Madrid aceptaron la situación porque estaban obligados a ello, pero una vez que se demostró que no estaba apto para jugar no hay nada positivo que sacar de todo este episodio. Más bien lo contrario, aunque eso Pékerman ha preferido obviarlo...



Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información