Ir a versión clásica Ir a versión móvil
18 octubre 2016

El Madrid golea y se lleva el partido del descontrol

  • El equipo blanco se impuso por 5-1 al Legia en el Bernabéu.
Celebración del Real Madrid Celebración del Real Madrid
Celebración del Real Madrid
David Jorquera David Jorquera

Sería muy difícil empezar cualquier análisis de este partido sin hacer una pequeña reseña al comportamiento de los ultras del Legia que se desplazaron a Madrid. La armaron en los aledaños del estadio con peleas con la policía, seguramente una de sus grandes razones para desplazarse a la capital de España. Eso sí, se echa en falta que la UEFA haga o diga algo al respecto porque todo esto, por desgracia, estaba cantado que pasaría.

El Legia, sin complejos

Si los hinchas del Legia fueron descarados, por decirlo suavemente, el equipo no le fue a la zaga. Los polacos tenían clara su filosofía ante un Madrid en el que secundando a la ‘BBC’ estaban Asensio y James, es decir, prácticamente cinco delanteros sobre el terreno de juego. Con estos mimbres estaba claro que íbamos a ver un partido abierto, con poco impacto defensivo y con la capacidad de recuperar balones sin ningún actor principal.

Keylor empezaba a sudar

De hecho, en los 10 primeros minutos de partido las dos ocasiones más claras fueron de los visitantes. Al Madrid le costaba un mundo robar el balón y eso lo aprovecharon los polacos para acercarse más de la cuenta sobre la meta de Navas. Jodlowiec, tras un contragolpe, ponía a prueba los reflejos de Keylor Navas. Sin embargo, iba a ser Odjidja con un remate cruzado que impactó contra el palo derecho de la portería del Real Madrid, el encargado de meterle el miedo en el cuerpo a los seguidores blancos.

Bale abría la lata

La cara alegre que estaba mostrando el Legia invitaba a que el Real Madrid, con cualquier destello, pudiera generar peligro. Una circunstancia que aprovechó Gareth Bale para hacer su jugada favorita, es decir, arrancar desde la banda derecha y golpear cruzado con la pierna izquierda buscando el palo más alejado. El galés tuvo precisión y premio en forma de gol. Después de los sustos el 1-0 ya era una realidad.

Marcelo seguía sumando

El golpe fue duro para el Legia y más lo sería cuando apenas cuatro minutos más tarde el azar se alinearía con el Real Madrid para conseguir el segundo. Un balón que le llegó a Marcelo terminaría siendo empalado con el alma por el brasileño. Eso sí, por el medio apareció un defensa polaco que rozó el balón para terminar introduciéndolo en su propia portería. La UEFA le dio el gol a jugador del Legia aunque el alma del mismo fue Marcelo. El caso es que ya estaba el 2-0 en lo alto del Bernabéu.

Regalo de Danilo al Legia

A pesar de la ventaja en el marcador, el Real Madrid siguió concediéndole demasiadas alegrías a su rival. Los polacos llegaba con mucha facilidad al área y en cualquier momento podía llegar un susto. Danilo cometió un penalti infantil por una entrada sobre Radovic que, posteriormente, anotaría desde la pena máxima acercando al Legia en el luminoso.

Asensio devolvía la tranquilidad

Por momentos el partido se había convertido en una especie de correcalles. Cada equipo era evidentemente mejor atacando que defendiendo, con la salvedad de que el ataque del Madrid era especialmente superior al del Legia. De hecho, en la recta final del primer acto, el equipo de Zidane marcaría el 3-1 con un buen golpeo de interior de Asensio tras dejada de Cristiano Ronaldo. Un tanto para la tranquilidad de un Madrid que había concedido demasiado y que se había mostrado demasiado frágil a nivel defensivo. 

Misma dinámica de partido

Tras el paso por los vestuarios el partido siguió con un guión parecido aunque en una versión más light. El Real Madrid mandaba, tenía el balón en su poder y dominaba. El Legia, por su parte, seguía sin encerrarse en área. Los polacos, con sus limitaciones, conseguían mantenerse a flote en el partido aunque ya no cercaban las inmediaciones del área de Keylor Navas con la misma facilidad que durante los primeros 45 minutos.

Morata y Lucas fabricaron el cuarto

Zidane decidió mover el árbol de los cambios buscando algún revulsivo que pudiera darle la tranquilidad de un cuarto gol. Esta vez el galo atinó de pleno. Dio entrada a Lucas Vázquez y Morata y los dos canteranos merengues fueron los ‘culpables’ del cuarto gol de los blancos en el partido. Morata inició la jugada desde su posición favorita, el costado izquierdo, sirviendo el cuero al segundo palo para la llegada de un potente Lucas que reventó el cuero con todo contra la red del Legia. Un gran gol made in La Fábrica. 

Morata hacía diana

Con el paso de los minutos el Legia se fue desinflando. Los pulmones ya no llegaban donde sí lo hacían las intenciones y deseos. Eso lo aprovechó el Real Madrid para seguir haciendo más grande la brecha entre ambos equipos. Álvaro Morata, que estuvo especialmente activo desde que saltó al terreno de juego, aprovecharía una nueva asistencia de Cristiano Ronaldo para engañar al portero polaco con un lanzamiento al primer palo que terminó en la red de la portería del Legia.

Cristiano lo intentó hasta el final

Si había un jugador que quería más por parte del Real Madrid ese era Cristiano Ronaldo. Llegó a un punto en el que sus  compañeros se dieron cuenta de que el portugués necesitaba marcar después de no haber tenido mucho feeling con el balón durante el partido. El luso tuvo un par de opciones en los últimos minutos, una despejada por el portero y la otra se marchó alejada.

Buen balance final

Lo bueno para el Madrid es que no necesitó que CR7 marcara para ganar el partido, una demostración de lo que está siendo el equipo esta temporada, un bloque anotador coral, con dinamita en muchas botas. De esta forma, el Madrid cierra la primera fase con 7 puntos de 9 posibles. 

Ficha técnica

Real Madrid 5: Keylor Navas; Danilo; Pepe, Varane, Marcelo; Kroos, Marco Asensio (Kovacic 79’), James (Lucas 62’); Bale (Morata 63’), Cristiano Ronaldo y Benzema

Legia 1: Malarz; Bereszynski, Rzezniczak, Czerwinski, Hlousek, Moulin, Jodlowiec, Odjidja, Radovic (Nikolic 73’), Guilherme (Kazashvili 73’) y Kurharczyk

Goles: 1-0 Bale (15’), 2-0 Marcelo (19’), 2-1 Radovic (21’), 3-1 Asensio (36’), 4-1 Lucas (68’), 5-1 Morata (84’)

Árbitro: Ruddy Buquet. Amonestó a Moulinm Radovic, Cristiano Ronaldo

Estadio: Santiago Bernabéu.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información