Ir a versión clásica Ir a versión móvil
29 octubre 2016

Y al 35º partido el Madrid supo lo que es marcar de penalti

  • Cristiano no falló desde los once metros en Mendizorroza
Cristiano en el partido contra el Eibar Cristiano en el partido contra el Eibar
Sánchez Martínez vio clara la mano de Deyverson
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Ocho meses y 27 días o, lo que es lo mismo, 272 días, es el tiempo que ha tardado el Real Madrid en volver a saborear lo que es marcar un gol de penalti. Los blancos llevaban desde el pasado 31 de enero - 34 partidos -sin anotar una pena máxima en el tiempo reglamentario y en partido oficial, una racha que ha llegado este sábado a su final.

Los blancos han disfrutado en Mendizorroza de su primer penalti a favor en toda la temporada. Han tenido que transcurrir 14 partido en cuatro competiciones distintas para que un colegiado se 'atreviera' a marcar una pena máxima a favor del actual campeón de Europa. En esta ocasión ha sido el árbitro Sánchez Martínez quien ha señalado el punto de penalti después de que Deyverson sacara el brazo para tapar un lanzamiento de falta de Gareth Bale desde la frontal del área.

Como suele ser habitual Cristiano ha tomado la responsabilidad y ha anotado engañando a la perfección a su ex compañero Pacheco. De esta forma el luso ha terminado con estos casi 9 meses de sequía y ha dado carpetazo a una racha de dos penaltis consecutivos errados con la camiseta merengue, pues en febrero falló uno en Málaga y en marzo otro en el Sánchez Pizjuán. Curiosamente la 'excepción' a este hecho tuvo lugar en Milán cuando el luso anotó el quinto y decisivo gol de la tanda en la final ante el Atlético, aunque no entra dentro de la estadística por no haber llegado en el tiempo reglamentaria y tras una falta previa.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información