Ir a versión clásica Ir a versión móvil
04 noviembre 2016

Zidane quiere acabar con este día de la 'marmota'

  • El técnico endurece su actitud ante los reiterados errores de la plantilla
Zidane mira desde el banquillo en un partido de esta temporada Zidane mira desde el banquillo en un partido de esta temporada
Zidane muestra su carácter después del tropiezo en Varsovia
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Zidane lo lleva repitiendo una y otra vez desde el mes de septiembre: este Real Madrid tiene problemas importantes de intensidad en los partidos. El francés asume que normalmente él asume riesgos tácticos, pero espera que sean sus futbolistas los que arrimen el hombro para que esta apuesta ofensiva no conlleve goteras en la parte de atrás. Pero el problema es que hay encuentros en que este esfuerzo no se percibe en todos los jugadores...

El técnico anda con la mosca detrás de la oreja. No entiende muy bien que en partidos como el de Mendizorroza el equipo muestre una cara sólida y compenetrada y cuatro días después en Varsovia esté totalmente 'dividido' en dos - defensa y ataque - y conceda tantas ocasiones y goles al, probablemente, peor equipo de esta edición de la Champions League. Así que no le está quedando otra que endurecer su carácter con sus futbolistas.

Así lo está haciendo estos días. Hoy el equipo ha vuelto a los entrenamientos y Zidane ya ha dejado claro al grupo que es el momento de cambiar para que a la hora de la verdad no lleguen los lamentos. Hasta ahora el equipo ha jugado con red porque no se ha enfrentado a rivales de gran entidad y cuenta con segundas oportunidades. Pero a partir del próximo mes de febrero todo cambiará y la hora de la verdad llegará. Por eso quiere acabar con este 'día de la marmota' en la que todos se han instalado y cambiar la actitud de este Real Madrid.

El francés aseguró tras el partido de Varsovia que en realidad su táctica fue un 4-4-2. Pero lo que se vio sobre el cambio fue un 4-2-4 porque los hombres de arriba ayudaron muy poco a Kroos y Kovacic. Y esto es lo que quiere cambiar desde ya. Conseguir que Cristiano, Bale y Benzema trabajen como nunca y se conviertan en centrocampistas a la hora de defender sin el balón. Busca solidaridad, compañerismo y esfuerzo, por lo que su mayor reto es hacer ver a la plantilla que sin estos ingredientes no llegarán muy lejos. De que lo consiga o no dependerá que acabe siendo una temporada exitosa...
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información