Ir a versión clásica Ir a versión móvil
20 noviembre 2016

Nacho e Isco dejaron retratado a Koke

  • El atlético se rio de ellos porque no apuntaban a titulares en el derbi
Koke e Isco en un acto publicitario Koke e Isco en un acto publicitario
Nacho e Isco hicieron un partidazo... y Koke ni apareció
DefensaCentral DC1 DefensaCentral DC1

Al Atlético le han bastado tener tres años buenos en los 'derbis' para crecerse y pecar de soberbia. En el conjunto rojiblanco se las prometían muy felices antes del partido que debía jugarse en el Calderón el sábado y el rojiblanco Koke fue el principal exponente de ello. Pero al final las bromitas le salieron por la culata, porque sus compañeros merengues de selección le cogieron la matrícula y se vengaron en el campo.

El jugador vallecano aprovechó el entrenamiento que la selección hizo el lunes pasado en Wembley para picarse con sus compañeros merengues. Tal y como captó una cámara de 'Deportes Cuatro', Nacho e Isco aprovecharon un fallo de Koke en el rondo para decirle en broma que a ver si daba uno de esos pases malos "en el derbi". Sin embargo, el colchonero optó por una respuesta de escaso gusto al asegurar que "yo al menos jugaré el derbi".

Lógicamente Koke aludió a los pocos minutos que juegan habitualmente Nacho e Isco en el Real Madrid, algo que estos se tomaron a broma, aunque optaron por cogerle la matrícula entre risas y esperar al partido del sábado. Y el destino quiso que los dos futbolistas madridistas fueran titulares en el partido del sábado, al igual que el propio Koke. Así que los tres se encontraron sobre el césped del Calderón... Y el retratado acabó siendo el atlético.

De hecho se podría decir que tanto Nacho como Isco fueron los mejores jugadores del Real Madrid junto a Cristiano Ronaldo. Los dos disputaron los 90 minutos y tuvieron una actuación magnífica que fue clave para que los blancos golearan a su rival y para que el propio Koke hiciera uno de los peores partidos que se le recuerdan en los últimos meses. Y es que este es el peligro que tiene intentar vacilar a un rival con algo que uno no puede controlar, que se puede acabar volviendo en tu contra y dejarte rematadamente mal, como le ha ocurrido al canterano rojiblanco...


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información