Ir a versión clásica Ir a versión móvil
22 noviembre 2016

Lisboa volvió a tener un color especial

  • El Real Madrid consiguió ganar en su primera visita al nuevo José Alvalade y revivió recuerdos de la Décima.
Benzema, gol, Betis Benzema, gol, Betis
Cristiano Ronaldo FOTO: Getty Images
Raúl Gutiérrez Raúl Gutiérrez

El Real Madrid consiguió un triunfo en Lisboa ante el Sporting que sirve para sellar el pase a octavos de final de la Champions, para establecer una gran primera de contacto con el nuevo José Alvalade y, de paso, para revivir los mejores recuerdos de la Décima Copa de Europa.

Hacía ya más de dos años que el Real Madrid no ponía un pie en Lisboa. Los blancos no jugaban en la capital portuguesa desde que le ganaron la Décima al Atlético de Madrid, por lo que el encuentro de este martes resultaba muy especial para los jugadores que vivieron aquella hazaña.

Pero no sólo por eso el encuentro ante el Sporting tenía este sabor. También se trataba del primer encuentro del Real Madrid en el estadio José Alvalade desde que éste se inauguró en 2003, poco antes de la Eurocopa de Portugal. El equipo blanco había jugado en el estadio antiguo del Sporting, pero no en éste.

Así, en el primer encuentro del Madrid en Lisboa desde la Décima y en el primer encuentro de su historia en este estadio, el equipo madridista consiguió un resultado para recordar. Los de Zidane sumaron tres puntos de oro y sellaron la clasificación para los octavos de final. Ahora, a volver a pensar en la Liga.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información