Ir a versión clásica Ir a versión móvil
23 noviembre 2016

Ramos desveló su 'otra' renovación más deseada

  • El sevillano ya tiene nueva marca deportiva
Ramos abraza a Varane tras el partido de Lisboa Ramos abraza a Varane tras el partido de Lisboa
Sergio Ramos lució unas botas concretas en Lisboa FOTO: Realmadrid.com
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Sergio Ramos reapareció este martes con el Real Madrid tras estar cerca de un mes y diez días de baja por la lesión que sufrió en Albania con la selección española. El central aprovechó este tiempo para descansar, recuperarse y cerrar un importante asunto que le venía preocupando desde el principio de temporada: el acuerdo con un esponsor para que le patrocinara tras la finalización del acuerdo que había tenido durante los últimos años.

Las imágenes del sevillano desde principio de la temporada habían llamado bastante la atención. ¿La razón? La decisión del futbolista de jugar con botas negras, sin ningún tipo de símbolo comercial. Lógicamente el futbolista utilizaba un modelo concreto de calzado, pero antes de los partidos se las arreglaba para ocultar la marca, ya que su acuerdo con la firma norteamericana 'Nike' había finalizado y se encontraba a la espera de negociar con esta y con todas aquellas marcas que estuvieran interesadas en patrocinarle durante los años venideros.

Así que Sergio Ramos se ha tomado con mucha calma este asunto. Junto a su hermano y representante, René Ramos, el zaguero ha escuchado todas las propuestas que le han llegado a la mesa durante los últimos tres meses. Posteriormente las ha analizado y estudiado, para decantarse en las últimas semanas por si 'vieja conocida'. Y es que ha optado finalmente por renovar con 'Nike', tal y como se pudo comprobar anoche en el partido jugado en Lisboa.

El sevillano no solo sorprendió por su titularidad tras su lesión de rodilla, también lo hizo por lucir su calzado había de la marca estadounidense. Como se puede comprobar en todas las imágenes del partido, el jugador no escondió el famoso símbolo de 'Nike' y recuperó la normalidad en este sentido. Demostración de que ha aprovechado bien el mes y pico que ha estado alejado de los terrenos de juego, ya que ha firmado un nuevo acuerdo que le debe acompañar durante el resto de su carrera deportiva.

Al parecer, Sergio ha renovado por cuatro temporadas más - hasta la finalización de la campaña 2020/21 a razón de dos millones de euros por cada una de ellas. Es decir, que en estos cuatro años se embolsará cerca de 8 'kilos'. Esta noticia se trata de una 'victoria' del jugador, pues es exactamente la cantidad que venía solicitando a todas las marcas que llamaban a su puerta para intentar establecer negociaciones. El central sabe que es uno de los mejores del mundo en su posición - si no el mejor - y quería firmar un acuerdo que así lo reconociese.

'Nike' acabó cediendo

Así que a la citada marca deportiva no le quedó más remedio que acabar cediendo. La misma siempre tuvo un derecho de tanteo para igualar la mejor propuesta que le llegara a Ramos de la competencia y así lo hizo cuando vio que podía acabar perdiendo a uno de sus futbolistas franquicia. Hoy por hoy la competencia entre las marcas es feroz y la empresa norteamericana no se podía permitir perder a un jugador de este nivel para que recalara en la competencia. Así, el camero continuará en el mismo 'equipo' que su compañero y amigo Cristiano Ronaldo.

Por ello el partido de Lisboa fue el momento elegido para dar a conocer la noticia de forma indirecta. Ramos se puso uno de los nuevos modelos de botas de 'Nike' y las lució con normalidad, como venía haciendo en los últimos años. Aunque con el matiz de que ahora cobrará bastante más que antes por hacerlo. De hecho, este nuevo acuerdo complementa al contrato que firmó el año pasado con el Real Madrid, el cual ronda los 10 millones de euros netos por campaña. Así, entre uno y otro Sergio Ramos percibirá unos 12 millones de euros limpios por curso, y todo ello sin contar otros contratos de patrocinio con los que cuenta.

Sin duda, se trata de una estupenda noticia para el jugador ahora que ha vuelto a los terrenos de juego. A sus 30 años vive una espléndida madurez deportiva y personal y cuenta con la tranquilidad de haberse asegurado su futuro a medio y largo plazo. Por ello puede centrarse en su club y en la selección española y olvidarse de distracciones externas. De hecho, el madridismo le necesita más centrado que nunca ahora que vienen grandes partidos para el equipo blanco, como el duelo del Camp Nou de la próxima semana o el Mundial de Clubes que se disputará en Japón a mediados de diciembre.

Ramos tras el partido de Lisboa




Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información