Ir a versión clásica Ir a versión móvil
25 noviembre 2016

Zidane tiene clara su estrategia a seguir con Casemiro

  • El técnico tiene dos partidos por delante antes de darle la titularidad en el 'Clásico'
Casemiro en un partido con el Madrid Casemiro en un partido con el Madrid
Casemiro cuenta con 8 días para ponerse a tono
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Dos meses y ocho días es el tiempo que ha estado oficialmente de baja Casemiro. El centrocampista se retiró lesionado del Espanyol-Real Madrid el pasado 18 de septiembre y cuatro días después conocía el alcance de su lesión: una fisura de peroné que debía tenerle alejado de los terrenos de juego durante varias semanas. 

La lesión se presumía larga y complicada y así ha acabado siendo. La peor etapa fue la inicial, ya que al jugador le costó hacer progresos. De hecho, el pasado 25 de octubre el Zidane confesó en rueda de prensa que el jugador había sido sometido a unas pruebas médicas que habían revelado que la fisura no se había consolidado totalmente. Esto hizo que la selección brasileña descartara por completo su intención de convocar al jugador para sus dos compromisos de noviembre, por lo que el jugador pudo quedarse en Madrid para continuar con su recuperación.

Un descanso que al final le ha venido estupendamente, ya que en este último mes Casemiro se ha dado el último empujón que necesitaba y por fin ya tiene el alta médica. El centrocampista ha trabajado en los últimos días junto a sus compañeros y este viernes ya ha formado parte de la convocatoria del equipo blanco para jugar mañana (16:15 horas, BeIN Sports LaLiga) ante el Sporting de Gijón. Aunque los planes de Zidane no pasan ni mucho menos por darle la titularidad de forma inmediata.

Y es que el técnico ha trazado una línea muy clara que Casemiro debe seguir en los próximos ocho días. El primer paso debe ser que tenga unos minutos ante el cuadro asturiano. Siempre partiendo desde el banquillo, y a ser posible con el partido ya decidido. Por eso Zidane espera poder darle media hora en Liga este mismo sábado, de forma que vaya recuperando sensaciones y empiece a coger el ritmo de la alta competición con la vista puesta en lo que está por venir.

Posteriormente el jugador tendrá una nueva oportunidad de rodarse. El miércoles el Real Madrid recibirá a la Cultural Leonesa en una eliminatoria ya sentenciada por el 1-7 de la ida, de forma que Zidane considera que será una buena ocasión para que Casemiro juegue de inicio y se desempeñe en su posición habitual, la de pivote defensivo. Aunque ni si quiera la poca trascendencia del partido facilitará que el brasileño lo dispute al completo, ya que el deseo del míster es que simplemente se limite a disputar una hora de juego. La idea es sustituirle en la segunda parte y resevarle para lo que de verdad importa.

Listo para el 3 de diciembre

Y esto no será otra cosa que el 'Clásico'. El sábado 3 de diciembre el Barcelona y el Real Madrid se verán las caras en el Camp Nou y Zidane necesita una de las mejores versiones del brasileño para equilibrar al equipo y sostener las embestidas de la 'MSN' culé. Si la vuelta a los campos de Casemiro marcha según lo esperado el francés le dará ese día la titularidad junto a Modric e Isco, de forma que los blancos tendrán a su único centrocampista defensivo de la plantilla en la gran cita del fútbol español.

Esta noticia cobra importancia si se tienen en cuenta los problemas que tuvo el Real Madrid tras la lesión del brasileño. En el primer mes y medio sin el jugador el equipo pasó a encajar el doble de goles respecto al inicio de curso con él en el once, lo que da buena muestra de su relevancia a nivel defensivo. De hecho, muchos madridistas aún recuerdan de forma muy nítida los partidazos que realizó Casemiro la pasada temporada en los momentos clave, como en el Camp Nou (1-2) y en Milán, partido este que le terminó por encumbrar como jugador clave del equipo.

Además, su vuelta cobra aún más relevancia tras la lesión que Kroos sufrió a principios de noviembre. El alemán había quedado como único jugador capaz de desempeñarse sin problemas en la posición de 'pivote defensivo', por lo que ahora Casemiro podrá recuperar su puesto y 'liberar' de trabajo a los dos o tres centrocampistas que le acompañen en cada partido. De ahí que uno de los grandes objetivos a partir de ahora pase a ser recuperar al propio Kroos. El germano ya se ha dejado ver corriendo y tocando balón, así que no es una idea descabellada que Zidane pueda recuperar su medular titular - Casemiro, Modric y Kroos - para afrontar el Mundial de Clubes en Japón entre el 15 y el 18 de diciembre.
.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información