Ir a versión clásica Ir a versión móvil
28 noviembre 2016

El recuerdo agridulce que trae llegar con +6 al Camp Nou

  • El Real Madrid llevaba 13 años sin llegar con una diferencia de 6 o más puntos al Camp Nou.
Cristiano, Pepe, gol Cristiano, Pepe, gol
Cristiano Ronaldo y Pepe FOTO: Getty Images
Diego Vargas Diego Vargas

El Real Madrid de Zinedine Zidane está haciendo historia, pero espera poder seguir haciéndola el próximo sábado en su visita al Camp Nou. Hacía 13 años que el equipo blanco no visitaba el campo del Barça con una ventaja de seis o más puntos, desde el 6 de diciembre de 2003. Los merengues pueden darle el golpe de gracia al eterno rival y encarrilar la Liga en la jornada 14.

La Liga puede dar un vuelco que muchos auguran como definitivo este sábado si el Real Madrid gana el Clásico. Zinedine Zidane y los suyos saben de la importancia de ganar un partido que pondría el campeonato muy de cara si se suman los tres puntos, pero en el Santiago Bernabéu no se lanzan las campanas al vuelo ahora ni se hará después del encuentro en caso de triunfo. Incluso si hubiera victoria sobre el eterno rival, queda mucha temporada por delante para dar por ganado el título. Sería un error y eso también lo sabe el mister... y por experiencia.

Sea como sea, el equipo merengue se presenta en el Camp Nou con una diferencia de 6 puntos o más por primera vez desde el pasado año 2003. 13 años han pasado para que el Real Madrid pueda afrontar un Clásico en casa del eterno rival con la tranquilidad necesaria para trabajar sin tanta presión, al contrario de un Barça que sabe que perder con el club blanco el sábado es casi decir adiós al título teniendo en cuenta el estado de forma de los de Zizou.

Hace 13 años, el Madrid tumbó al Barça

Los antecedentes para el Real Madrid resultan muy positivos, además, ya que el equipo blanco ganó al Barcelona hace 13 años. En una situación relativamente similar a la de esta temporada (hace 13 años la diferencia era de 10), el equipo blanco se llevó el triunfo del Camp Nou por 1-2, poniendo fin a una racha de 20 años sin ganar en el campo del equipo azulgrana en Liga gracias a un gol de Roberto Carlos y otro de Ronaldo Nazario. Patrick Kluivert hizo el gol de los locales para maquillar el 0-2 inicial.

La diferencia, en cualquier caso, respecto a aquella temporada, es que el Real Madrid tenía otros rivales en el campeonato de Liga. El FC Barcelona finalizó aquel Clásico como undécimo clasificado y los blancos líderes, pero no con 13 puntos de ventaja, ya que por detrás apretaban el Valencia y el Deportivo de la Coruña, a dos y tres puntos de distancia respectivamente. Un dato que refleja la importancia, todavía más, de ganar el Clásico este sábado, ya que el Barcelona sí es el segundo clasificado esta temporada.

En caso de victoria, no valen relajaciones

Aquel Real Madrid de la temporada 2003-04, no obstante, no es el ejemplo a seguir para Zinedine Zidane. Y es que el equipo de Carlos Queiroz, a pesar de la clara diferencia respecto al FC Barcelona en la jornada 15, tras ese Clásico de diciembre, terminó la Liga por detrás del equipo azulgrana y en cuarta posición. La segunda vuelta fue un suplicio para aquel Madrid, que en marzo parecía ir con fuerza a por el triplete y terminó quedándose sin nada ese año. 

El Valencia fue campeón de Liga con 77 puntos, siete más que un Real Madrid en el que Zinedine Zidane era jugador. El entrenador francés, de hecho, se acuerda perfectamente de aquella temporada y ya hizo mención a ello hace uno días en rueda de prensa: "El objetivo no es batir récords, sino ganar la Liga al final. Cuando jugaba también fui primero durante todo el año y luego no ganamos nada. Al final de temporada, veremos los resultados", apuntó el francés.

Por este motivo, tanto si el Real Madrid gana el Clásico como si no lo hace, el discurso del técnico no cambiará. Trabajo, trabajo y trabajo para que el equipo blanco siga funcionando como hasta ahora y siga encadenando victorias. Ésa es la clave para conseguir al final de la temporada el torneo de la regularidad, un título que no se consigue desde 2012, el año de la Liga de los récords con Mourinho, y que este año no se puede escapar de ninguna manera. 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información