Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La vergonzosa provocación de Messi que nadie se atreve a criticar

  • El delantero del Barcelona vio la quinta amarilla forzosamente y se perderá la visita a Granada para ir 'limpio' al Clásico.
Montaje Messi amarilla Montaje Messi amarilla
Leo Messi
Manuel Calero Manuel Calero

El futbolista argentino del FC Barcelona provocó descaradamente ante el Valencia CF su quinta cartulina amarilla de la temporada para, de esta forma, acarrear suspensión para la próxima jornada ante el Granada.

Leo Messi tenía un objetivo en su mente al inicial el encuentro ante el conjunto ché. El ‘10’ azulgrana necesitaba ver una cartulina amarilla ya que tenía cuatro hasta la fecha y si no veía la quinta quedaba en riesgo su participación ante el Sevilla y en el Clásico en dos partidos que podrían decidir su futuro liguero y el devenir de su temporada.

Por ello desde el primer momento buscó la quinta cartulina para perderse el partido de la próxima jornada (asequible, según los culés, en el estadio Los Cármenes del Granada). Lo consiguió en el 84’ de la segunda mitad y de forma descarada. El atacante del Barcelona se quedó quieto dentro del área ante Diego Alves y no le dejó sacar de portería para ver la quinta amarilla y de forma forzada. Algo que todos los medios de comunicación han callado y que denunciamos desde Defensa Central. La doble ‘vara’ de medir hechos con el Barcelona y el Real Madrid es realmente asombrosa. Huy si lo hubiese hecho alguien del Madrid

Al Real Madrid le llovieron ‘palos’ por una acción similar

Mínimo debería de salir de España. Un hecho que ya sucedió en 2010 y que fue multado por la UEFA en Amsterdam. Un papelito de Mourinho dando indicaciones a Sergio Ramos y Xabi Alonso ‘armó’ el escándalo entre la prensa cavernaria y se lío una gorda con esa sucesión de tarjetas que iban premiadas con sanciones. Cuando lo hace el Barcelona la cosa es bien distinta… Se trata de pillería de los culés y de buen hacer en la táctica del entrenador para gestionar la plantilla merengue. Años después la historia con el Real Madrid se repitió y la prensa lo recordó, claro está.

En 2014 era Sergio Ramos el hombre que buscaba la tarjeta para disputar partidos clave tanto en Europa como en la Liga y la Caverna no tardó en atacarle por las “sospechosas” amarillas de las que nadie ha mencionado cuando es un futbolista azulgrana el que está de por medio. Fue el caso de Leo Messi y otros tantos durante los últimos años. A pesar de que el Barcelona juega con otras normas, Messi, vio merecidamente la cartulina amarilla y se perderá el siguiente partido de los suyos ante el Granada a domicilio.

Decimos de otras normas porque ayer al Valencia le volvieron a ‘asaltar’, no de una forma tan clarividente como la del PSG, pero sí con una ‘manita’ arbitral que le privó de puntuar en el Camp Nou. Y es que contra diez y con un penalti (inexistente) a favor es muy fácil para los azulgrana. El saldo arbitral de esta temporada está siendo realmente asombroso y en la línea de las últimas temporadas. Los árbitros están en forma y plenitud para quitarle otra Liga al Real Madrid, desde luego que méritos están haciendo para labrar una nueva Liga culé. Esfuerzo y ganas le están poniendo, evidentemente. Otra cosa es ver si lo conseguirán…

El Barça, líder de las vergüenzas

El líder sigue siendo el Real Madrid a pesar de las tropelías y atropellos arbitrales que están sufriendo los madridistas y que están gozando los culés. La buena racha asciende ya hasta las 28 jornadas del campeonato nacional liguero en España y con el bagaje de 0 rojas y 0 penaltis en contra. Un récord verdaderamente vergonzante y que dice mucho del mérito que tiene estar en primer lugar de la tabla clasificatoria ‘contra viento y marea’ a pesar de los deleznables arbitrajes que sufre el equipo dirigido por Zinedine Zidane y los rivales del conjunto azulgrana dirigido por Luis Enrique en la competición doméstica.

Gerard Piqué también buscaba la quinta cartulina, y sin embargo no la vio, un hecho que algunos medios daban por hecho y que el polémico central azulgrana entró al trapo al final del encuentro. Es el caso de Carrusel Deportivo que regalaba una camiseta, en un sorteo, dando por hecho que el catalán vería la amonestación. Como con Leo Messi que sí que la vio y en otro agravio comparativo se demostró que lo que al Madrid le han ‘llovido palos’ al Barcelona le ‘llueven caricias’ y aplausos fáciles. Resulta impactante la comparativa de dos acciones similares y que nadie se atreve a denunciar. Messi, vergonzosamente no estará en Los Cármenes, pero no tendrá que soportar la campaña que le hicieron a Ramos desde Barcelona en su día por buscar la amarilla…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información