Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Kaká es posible

  • Galliani anuncia públicamente que podrían traspasarle a final de temporada
Defensa Central Defensa Central


El fichaje de Kaká, la eterna promesa de Ramón Calderón, es posible. Y esta vez sí que hay una puerta abierta a la esperanza. El pasado jueves, Adriano Galliani tomó posesión de su cargo de presidente del Milan toda vez que el puesto de primer ministro de Silvio Berlusconi es incompatible con la presidencia de una entidad deportiva. Lo hizo ante los accionistas minoritarios del club.

Allí, en esa reunión en la que tomó posesión oficial de su cargo, Galliani fue recriminado porque el Milan arrastra una deuda de 31,7 millones de euros y se está planteando el fichar a Ronaldinho. Y el calvo máximo dirigente rossonero fue tajante: "Para cuadrar las cuentas no hace falta nada más que vender a Kaká al Real Madrid por los 70 millones que nos ofrecen y aún quedaría dinero para contratar a Ronaldinho y Zambrotta".

Posteriormente, Galliani ratificó exactamente las mismas palabras ante los micrófonos de Sky Italia, una de las televisiones privadas rivales de la Mediaset de Berlusconi. La declaración pública no ha pasado inadvertida en los medios italianos y la especulación se ha disparado. No es para menos.

Kaká fue una de las promesas electorales incumplidas de Ramón Calderón durante la campaña que le llevó a la presidencia del Real Madrid en el verano de 2006, junto a Cesc. Aunque el presidente blanco ha intentado acercamientos tanto al Milan como al entorno del futbolista, nunca consiguió algo más que un "no" tajante por respuesta. Ahora, la situación económica milanista aderezada con las palabras de Galliani y la posible incompatibilidad de Kaká con Ronaldinho filtradas por el entorno del primero abren una puerta a la esperanza.

A ello se añade que el Milan no quiere perder bajo ningún concepto a Gattuso, el alma del Milan berlusconiano, y que éste amenaza con no seguir en el club si Galliani cumple su promesa de darle a Kaká la capitanía del equipo a partir de la próxima temporada saltándose el escalafón y dejando a Ringhio sin unos galones que le habían prometido. El Madrid, además, ha sondeado también a Gattuso para que la situación de insostenibilidad dentro del club rossonero se acreciente. La maniobra ha salido bien. La puerta del castillo, siempre cerrada a cal y canto, tiene una rendija. Ahora le toca a Calderón maniobrar para ver si ésta salta por los aires.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información