Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Lassana, decimotercer francés que se viste de blanco

  • Lassana Diarra continua la saga gala en el Real Madrid
Lassana Diarra continua la saga gala en el Real Madrid
José David López José David López

La llegada de Lassana Diarra a la plantilla del Real Madrid, supone la continuidad de los jugadores franceses en la entidad madrileña. Por Chamartín han pasado galos de la talla de Zinedine Zidane o Raymond Kopa, a los que Diarra admira y a los que querrá recordar con grandes tardes que mantengan la buena sintonía con el país vecino.

Lass es ya el decimotercer francés en vestirse de blanco. El mediocentro de orígen malí firmó este lunes para las cuatro próximas campañas y mantiene la bandera tricolor que ya defendieron otros compatriotas con suerte dispar. Su comparación con Makelele, otro galo que dejó un estupendo rendimiento en el Bernabeu, hace recordar a las viejas glorias con grandes esperanzas.

El primero en abrir esa rama fue el mítico René Petit, debutando con el Madrid a los 14 años, logrando en su época un título liguero. Louis Hon Antonin, que llegó en 1950 de la mano de su compatriota Jean Luciano, le secundó. Mientras Hon, central de mucha colocación y carácter, triunfó de blanco en las tres campañas en las que militó en Concha Espina, Jean pasó inadvertido. Hon, que después fue técnico de equipos menores, falleció a comienzos de este 2008.

Tras ellos llegó uno de los franceses que mayor éxito obtuvo, el extraordinario Raymond Kopa. El de orígen polaco, jugó 103 partidos logrando 2 Ligas y 3 Copas de Europa pero tras ganar la última de ellas, se marchó al Stade de Reims pese a tener una oferta de renovación que le ofrecía el doble de sueldo. Fue dos veces ‘Balón de Bronce’ y es uno de los mejores futbolistas franceses de la historia.

Lucien Muller fue el siguiente y pasó a la historia no sólo por ganar 3 Ligas en sus tres campañas, sino porque se marchó al Barcelona al terminar su contrato. Tuvieron que pasar muchísimos años para que los franceses volvieran a verse representados en la entidad madridista, siendo Christian Karembeu quien rompiera esa línea. El de Nueva Caledonia no tuvo un valor destacado en su época pero es cierto que llevó la suerte a la plantilla porque ganó la Copa de Europa en 1998 y la Copa Intercontinental de ese mismo año.

El polémico Nicolás Anelka, que hoy triunfa en el Chelsea pese a sus salidas de tono, dejó abierta la puerta a Makelele, que tuvo un paso tan fugaz como exitoso. El mediocentro, confirmado como uno de los mejores destructores de la historia del fútbol moderno, llegó del Celta y salió de mala manera rumbo a los Blues tras ganar todo lo habido y por haber en sus tres años.

Sin embargo, la ‘espina’ la sacó con creces el francés más famoso de la historia, Zinedine Zidane. El ‘galáctico’ marsellés fue en su día el fichaje más caro con 75 millones de euros a sus espaldas, pero su talento, magia, calidad y técnica depurada, aún son recordados en el Bernabeu. Balón de Oro, reconocido como mejor jugador galo de la historia y el hombre de la Copa de Europa del año 2002.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información