Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Así es el serbio Krasic

  • El serbio apunta al Bernabeu en estos días
Posible refuerzo del Real Madrid
José David López José David López

El Real Madrid tantea estos días la contratación del próximo refuerzo invernal que amplíe las alternativas ofensivas de cara a la segunda fase de la campaña. Juande Ramos reclama un extremo y ahora mismo las dos opciones más consistentes que tiene sobre la mesa son las de Ashley Young y Milos Krasic.

El excesivo precio que el Aston Villa solicita por el zurdo inglés, hace que el serbio del CSKA de Moscú, gane enteros para recalar en Chamartín. Krasic, que como sus compañeros Vágner Love o Yuri Zhirkov han sonado como futuribles de la entidad madridista, está ‘atado’ según la prensa de su país tal y como adelantamos en Defensa Central el pasado sábado. Mijatovic, compatriota y buen conocedor de las virtudes del centrocampista, es el máximo exponente a su favor para que la operación llegue a buen término.

Krasic, formado en el modesto Runar y con un trampolín en la Vojvodina, llegó en 2004 al CSKA de Moscú, donde esta campaña ha encontrado su mejor nivel. Dueño absoluto de la banda derecha en los planes del ya ex técnico moscovita Valery Gazzaev, el ‘rubio’ se caracteriza por su fuerza física, su carácter incansable, una actitud guerrera y la capacidad para desbordar y aproximarse a posiciones de ataque.

Es internacional serbio absoluto y clave ahora mismo en los planes del seleccionador Radomir Antic, el cual quedó maravillado con su nivel en las últimas apariciones internacionales. Un golazo a Austria (que ilustra este artículo) en un partido donde además dio una asistencia de gol, así como otro tanto semanas anteriores que dejó bien situada a Serbia en su lucha por acceder al mundial de 2010, alertan del rendimiento que está logrando uno de los valores del actual fútbol balcánico.

A la hora de comparar, Krasic se asemeja tanto en físico como en estilo al sevillista Diego Capel. Jugador de banda, con mucho recorrido, velocidad, capacidad de llegada y gol. Es una ‘locomotora’ física pero como todo jugador serbio, mantiene grandes dotes de profesional, siendo un jugador de bloque enormemente agradable en los vestuarios que le dieron la bienvenida. Su único punto ‘negro’ es la falta de tranquilidad en algunas de sus acciones, donde muestra un pequeño exceso de revoluciones.

El Real Madrid necesita un jugador de su perfil para tapar las necesidades ofensivas de la banda derecha, muy limitada hasta la fecha y casi abierta en su totalidad a Sergio Ramos. Higuaín y Palanca, que han actuado casi de manera improvisada en dicha demarcación, han reflejado las deficiencias que quiere tapar de inmediato Juande Ramos.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información