Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sencillo, pero peligroso

  • Previa Mallorca-Real Madrid
Previa Mallorca-Real Madrid
Eduardo Torrico Eduardo Torrico

Mallorca fue el epicentro de uno de los terremotos más fuertes que han sacudido al Real Madrid en los últimos tiempos. A finales del mes de febero de 2006, el equipo blanco caía derrotado en el estadio insular por 2-1 y pocas horas después de aquella derrota Florentino Pérez presentaba su irrevocable dimisión como presidente del club. Desde entonces, en estos tres años, el Real Madrid ha ganado dos títulos de Liga, pero en ningún momento se ha podido desembarazar de una convulsión social que cada día es más fuerte. Quizá por ello, Mallorca no despierta buenas vibraciones entre el madridismo. Y aunque no guste, lo cierto es que el camino de la recuperación pasa a la fuerza por territorio balear.
 

A pesar de que el buen juego sigue brillando por su ausencia, el Real Madrid ha conseguido rearmarse gracias a dos  victorias consecutivas, frente a Valencia y Villarreal. Y, lo que es más importante, ha conseguido en las dos mantener la portería a cero. Sin duda, éste es el compromiso liguero más sencillo de los que se le han presentado a Juande Ramos desde que se hizo cargo del equipo blanco: el Mallorca es penúltimo en la tabla, sólo ha sido capaz de ganar dos veces en su estadio esta temporada, su última victoria allí se produjo el 26 de octubre, le han metido 32 goles (en ese apartado negativo, sólo es superado por el Sporting de Gijón y Numancia) y, por si fuera poco, perdió la pasada semana por amonestaciones a Josemi, Varela y Aduriz. Pinta todo bien para el Real Madrid y para Juande. Pero precisamente por eso, porque parece un escenario fácil para sumar tres puntos, es ahí donde el técnico manchego se juega buena parte del crédito que ha venido obteniendo en las últimas semanas.

Juande prescinde de nuevo de Guti (ya no se sabe si porque está lesionado o directamente porque no cuenta con él) y de Marcelo (en este caso no hay dudas: no cuenta para nada con el brasileño), al tiempo que recupera a Higuaín. El regreso del argentino podría relegar al banquillo a Huntelaar, porque a estas alturas ya nadie piensa que Juande vaya a pasar a la posteridad por ser el entrenador que desposeyó de la titularidad a Raúl, quien precisamente cumplirá esta tarde sus primeros quinientos partidos en Liga. ¿Habrá que esperar otros quinientos para que llegue un entrenador que se atreva a dejarlo en el banquillo?

Con ese único cambio de Higuaín por Huntelaar, Juande formará por segunda semana consecutiva con los mismos jugadores. Por un lado, el quinteto de gala en la zaga: Casillas, Sergio Ramos, Pepe, Cannavaro y Heinze. Por otro lado, con su apuesta de pivotes defensivos (Gago y Lass), a los que acompañarán en las bandas la gran esperanza blanca (Robben) y Sneijder (bueno, lo de la presencia de éste en la lateral es sólo teórica). Y en la punta, Higuaín y el eterno titular, Raúl.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información