Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Del Puente a la Fuente

  • El público acudirá a Cibeles en masa
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid


La segunda Liga consecutiva en 18 años tiene muchas papeletas de lograrse en pleno puente de Mayo. En Madrid, en concreto, no sólo es festivo el día 1, el 2 de mayo es el día de la Comunidad de Madrid. A esto se le une el buen tiempo reinante en España. Por todo ello, la capital se ha quedado vacía. Pero, a pesar de la "huída" y de una celebración de madrugada, la Cibeles estará a rebosar el próximo domingo si el Madrid canta el Alirón.

Ramón Calderón ya lo comentó la pasada jornada al termino del partido ante el Athletic de Bilbao: "Los jugadores me han pedido que quieren ir a la Cibeles si ganamos la Liga en Pamplona aunque sea a las tres de la madrugada. Es su deseo y hay que respetarlo". Dicho y hecho. El Madrid tiene todo planificado para este fin de semana. El sábado volverá montarse el dispositivo en la Fuente de la Cibeles para una posible celebración el domingo. La plantilla tiene prevista su llegada a la capital pasada la una de la noche y esperan estar en Cibeles antes de las dos de la madrugada.
A pesar de las horas, los jugadores están convencidos que el publico responderá y la celebración será masiva.

El hecho de la vuelta de un puente de cuatro días siempre crea problemas en las carreteras de entrada a Madrid. Por este motivo, muchos madrileños tienen pensado regresar el domingo por la mañana para llegar con tiempo a la capital y ver el partido en casa para luego salir a celebrarlo a la Fuente de la Cibeles y alrededores. Saben que el puente de mayo es que suele abrir de manera "extraoficial" el verano y qué mejor manera que culminar el primer puente con buen tiempo del año que celebrar la trigesimoprimera Liga del Madrid el domingo por la noche en Ciebeles.

Por eso, si el equipo regresa de Pamplona con el título en sus manos, la fiesta está asegurada. Según ha confirmado la Junta Directiva, el Madrid no va a hacer esperar a los aficionados y el viaje a la Cibeles se hará desde Barajas. El equipo abandonará el Reyno de Navarra, dirección al aeropuerto dónde cogerán la "Saeta", y partirán hacia Madrid. El club ha pedido a los aficionados que no se den cita en el aeropuerto, ya que una vez allí, los jugadores se subirán al autobús descapotable que les llevará a la Cibeles, dónde todo estará dispuesto para que Raúl pueda, a través de una pasarela, coronar a la diosa.

Tras pasar algunos minutos entre los vítores de los aficionados y los gritos de !campeones!, los jugadores volverán al autobús y se desplazarán al Santiago Bernabéu, dónde está prevista un cena en el Asador Puerta 57, entre los jugadores, técnicos y directivos, sin familia. Lo que venga después, quedará en el ámbito privado de la plantilla.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información